Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Cae el delegado gremial de un peaje por el robo de $600.000

Sería el entregador del robo; lo ligan a un policía y a un "barra" de Boca.

(PBA) El delegado gremial fue apresado por la policía, acusado de ser el entregador del golpe comando en el que una banda comandada por un cabo primero de la Policía Federal asaltó el peaje del ramal Tigre de la Panamericana y se llevó 600.000 pesos. En el grupo delictivo que concretó el robo contra las cabinas de peaje convivían el delgado gremial, un policía en actividad y un integrante del sector disidente de la barra brava de Boca.

Según informaron fuentes policiales y judiciales, el sospechoso fue detenido ayer por la mañana en su lugar de trabajo y, según las pruebas acumuladas en el expediente apareció vinculado con un suboficial de la Policía Federal que fue detenido con su hermano y otros tres imputados por el asalto ocurrido el 10 de enero pasado.

A partir de los elementos incorporados en el sumario, el imputado que habría sido identificado como Silvio Hernán Valdez, habría cobrado 100.000 pesos por la información sobre los detalles de cómo era el traslado del dinero de la recaudación en el peaje y habría entregado prendas de vestir a los asaltantes para que pudieran llegar hasta el lugar en el que manejaba el efectivo sin llamar la atención del personal de seguridad. Si bien en el momento del asalto era delegado del Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (Sutpa), hace dos meses que dejó su puesto en el gremio.

Tanto Valdez como los otro cinco detenidos, que habrían sido identificados por fuentes policiales como Juan Manuel y Federico Pereyra, Gabriel Omar Flores, Alejandro José González, Pablo Ezequiel Barrán, se conocían porque vivían en el mismo barrio de la localidad de Libertad, en el partido de Merlo.

El primero de los imputados mencionados era policía en actividad, mientras que el último integraba un facción disidente de la barra brava de Boca y no podía ir a la cancha porque su grupo había sido expulsado de la barra oficial.

Todos ellos habían sido apresados a mitad de este año por el personal de Dirección de Investigaciones de San Fernando de la policía bonaerense. Los detectives siguieron la pista del Chevrolet Corsa que usaron los asaltantes para escapar de las cabinas del peaje con el botín que obtuvieron luego de reducir a un custodio.

Para completar a todos los integrantes de la banda sólo faltaba la detención del entregador, quien había quedado en evidencia a partir de los cruces de las llamadas telefónicas entre cada uno de los cinco integrantes de la banda que actuaron como gatilleros en el asalto.

Cruces de llamadas

Uno de esos teléfonos llevó a los investigadores hasta el sospechoso Valdez, quien igual que los cinco imputados detenidos, residía en la localidad de Libertad.

Luego de analizar todos los elementos aportados por los investigadores, el fiscal Patricio Ferrari solicitó la detención de Valdez, quien hace dos meses antes dejó de desempeñarse como delegado gremial y volvió a su trabajo como cobrador en las cabinas del peaje.

Ayer, los policías concurrieron al mismo lugar donde había ocurrido el asalto y apresaron a Valdez, de 35 años.

Durante la investigación se habría determinado que los asaltantes se llevaron 600.000 pesos, que se repartieron en partes iguales entre los seis integrantes de la banda.

Al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad, los investigadores advirtieron cómo, luego de maniatar a los empleados tomados de rehén, los asaltantes fueron directamente al recinto donde se guardaba la recaudación. Otra revisión de las imágenes grabadas por las cámaras municipales que registraron la llegada y la huida del Chevrolet Corsa permitió a los detectives seguir el trayecto del automóvil utilizado por la banda.

Comentarios

Ingresa tu comentario