Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Cada vez más softwares permiten encontrar celulares robados

Son programas o aplicaciones que permiten ubicar la localización del celular robado o borrar los archivos que posee el mismo en su memoria. (CABA) Cuando uno compra un celular, adquiere también la preocupación de que se rompa, que deje de funcionar o que alguien lo robe. En los dos primeros casos la solución es el servicio técnico. En cambio, para intentar recuperarlo o sentirse más seguro, existen algunos softwares que...

Son programas o aplicaciones que permiten ubicar la localización del celular robado o borrar los archivos que posee el mismo en su memoria.

Blackberry-Protect

(CABA) Cuando uno compra un celular, adquiere también la preocupación de que se rompa, que deje de funcionar o que alguien lo robe. En los dos primeros casos la solución es el servicio técnico. En cambio, para intentar recuperarlo o sentirse más seguro, existen algunos softwares que permiten ubicar el móvil mediante un sistema de geolocalización. También es posible borrar los datos en forma remota, bloquearlo y sacar una foto de su captor.Según un informe de la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de Argentina (Catema), en el país se roban unos 6.000 teléfonos por día. Por los smartphones de alta gama, se pagan en el mercado negro hasta 10 mil pesos.

Estos softwares o aplicaciones de seguridad difieren entre sí en la precisión que ofrecen y la combinación de herramientas que le brindan al dueño del celular. “Las posibilidades van desde hacer sonar el teléfono para descubrir si está abajo de un almohadón hasta borrar la información del aparato, si se tiene la certeza de que el equipo fue robado“, explicó Cristian Borghello, especialista en Seguridad Informática.

Lo primero que hay que hacer es descargar la aplicación de rastreo al teléfono -esto se hace desde la tienda de aplicaciones- y activarla. El siguiente paso es crear una cuenta en el sitio del software elegido para que se lo pueda monitorear a la distancia. Mediante una clave, se podrá ingresar a un panel de control donde se despliega la batería de acciones que el usuario puede realizar.

Desde el plano administrativo, conviene denunciar a la brevedad el hecho ante la operadora del servicio. La empresa podrá bloquear la tarjeta SIM (o chip) y también el aparato. Sin embargo, fuentes especializadas señalaron a este diario que el cerrojo que le coloca la operadora no es la solución al problema. “En general ocurre que el bloqueo termina siendo efectivo sólo para chips de la misma compañía que lo bloqueó pero, si se lo libera, el teléfono puede seguir usándose con chips de otras operadoras“, dijeron estas fuentes.

Al notar la falta del aparato, es importante obrar con la mayor rapidez posible e ingresar al sitio de localización para enviar una alerta de emergencia. Si el supuesto ladrón apagó el celular, las órdenes no llegarán, pero al estar apagado, nadie podrá ver fotos, videos o textos. Si luego encienden el celular, las órdenes llegarán.

Entre las funciones más destacadas de estos soft está la que señala la posición del celular en un mapa. Además, para que el maleante no tenga la posibilidad de hurgar en la información personal y las fotos, se le puede ordenar que borre el contenido del teléfono y de la tarjeta. También, que aparezca un cartel en la pantalla con letras tamaño catástrofe indicando que el celular es robado. Y si bien es poco probable que el arrebatador, en un acto de generosidad, devuelva el teléfono a su dueño, desde el sitio de la aplicación se puede enviar un SMS con los datos del interesado.

Opciones como la geolocalización del aparato y el disparo silencioso de fotos, funcionan muy bien. Pero yo le aconsejaría a los usuarios víctimas de robo que tengan mucha precaución. Porque hay casos en los que, lamentablemente y aunque sea un trago amargo, puede ser peligroso aventurarse por cuenta propia a intentar recuperar el teléfono“, dice Borghello.

Si se recurre a la Policía con los datos de localización de un teléfono robado, de acuerdo a varios testimonios recogidos, no siempre se encuentra una respuesta lo suficientemente ágil como para que se logre recuperar el equipo.

Los usuarios de Apple ya tienen una aplicación llamada “Buscar mi iPhone” que además de borrar los datos almacenados, impide que alguien pueda borrar datos o activar el dispositivo si no introduce la contraseña y luego su ID de Apple. Algo similar ocurre con Windows Phone y su aplicación “Encuentra mi teléfono“. La misma está vinculada a la cuenta de Outlook y en pocos pasos se puede localizar y suprimir el contenido. La solución similar que está disponible en la línea BlackBerry se llama BlackBerry Protect.

Fuente: Clarín.

Comentarios

Ingresa tu comentario