Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Cada vez más personas compran en las ferias barriales

Se duplicaron en un año. Pasaron de 12 en 2016 a 25 en lo que va 2017.

(CABA) Las ferias de barrio estuvieron a punto de extinguirse junto con el changuito y la bolsa para las compras pero, empujadas en parte por los precios para presupuestos ajustados y otro poco por la moda de las cosas viejas, reflotaron y en apenas un año se duplicaron, pasando de 12 en 2016 a 25 en lo que va 2017, según los datos del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño.

Las Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial (FIAB) funcionan de martes a sábado de 8:00 a 14:00 aunque algunas agregan el domingo, y el gobierno porteño está encargado de controlar la calidad de lo que allí se vende, revisar las libretas sanitarias y asegurar que los comerciantes lleven la vestimenta adecuada.

Pero el principal objetivo de las ferias, que recorren 23 barrios, desde el Bajo Flores y Mataderos hasta Recoleta y Puerto Madero, es garantizar precios bajos a la vuelta de la esquina.

Las primeras asomaron a mediados de los 90, resurgieron con la crisis de 2001 hasta que lograron convertirse en parte del paisaje urbano, con la venta de frutas, verduras, pan y carne, pero también productos de dietética, aptos para celiácos, de limpieza y hasta alimentos para mascotas.

La feria 23, que funciona los viernes en pleno microcentro, en Bartolomé Mitre y Reconquista, y sábado de por medio alterna en Parque Rivadavia y Plaza Sobral, en Palermo, es la única que vende sólo productos del Movimiento Argentino de Productores Orgánicos y todo lo que se ofrece está certificado.

MG

FUENTE CONSULTADA: TÉLAM

Comentarios

Ingresa tu comentario