Cada vez más mujeres se anotan en torneos de Fútbol

Jueguitos, lujos, goles y atajadas están incluidos en esta pasión que ya dejó de ser sólo de hombres

(CABA) Salir de compras, ir al gimnasio, sacar un turno en la peluquería o quedarse en la cama haciendo fiaca son algunas de las escenas comunes que protagonizan muchas mujeres los sábados a la mañana. Pero desde hace un tiempo se sumó otro hobby y escenario: las canchas de fútbol 5. ‘Chau gordo, me voy a jugar con las chicas’, es una frase que se escucha cada vez con más frecuencia en las parejas. Ellos ya no se asombran y algunos, incluso, festejan que sus novias adopten esa misma pasión por la pelota. Los botines dejaron de ser sólo calzado para hombres y, con lujos, goles y atajadas, el fútbol femenino salió con los ‘tacones’ de punta. Y sí, señores, ellas también juegan.

“Empezamos con el proyecto en julio de 2015 los días sábados, después agregamos los domingos y ahora sumamos los martes. Los partidos son en el complejo Grün F.C. (Padre Canavery 1351, en Núñez, justo al lado del Cenard) y participan 350 chicas mayores de 18 años”, cuenta Tatiana Bertozzi, organizadora de Lady Fútbol. La evolución del torneo se basa en los números: el año pasado se anotaron 12 equipos, al poco tiempo subió a 18 y para el Apertura se calcula que habrá 50. “Promovemos la buena onda, el juego limpio y el respeto. No nos interesa crecer por crecer, sino que buscamos que nuestro campeonato sea un sinónimo de estos pilares”, asegura Tati, que juega de ala en el Club Defensores de Belgrano.

En el mismo predio y desde la temporada pasada, alrededor de 15 equipos femeninos compiten en el torneo La Redonda. “Nuestros objetivos son 100% sociables. Buscamos generar un espacio cómodo y distendido para hacer deporte, y ser la excusa perfecta para reunir grupos de amigas”, sostiene Ary Mesyngier, quien lo organiza junto con sus amigos Nicolás Raimondo y Hernán Diacovetzky.

Este año agregaron una sede en Villa Crespo. “Así como creció la demanda, también creció la oferta. En este momento uno se acerca a cualquier cancha y va a encontrar torneos femeninos para todos los gustos”, dice Ary, quien también lidera De Taquito Femenino, una escuela de fútbol para mujeres que funciona en Palermo y Almagro. La actividad empezó hace cuatro años con un grupo de 12 chicas y ahora ya son 150. “Usamos el deporte como excusa para generar vínculos y despejar la cabeza de tanto estrés laboral. En lugar de ir a correr o hacer una clase de zumba, tratamos de que en una hora de clase las chicas aprendan, pero sobre todo se diviertan”, remarca ‘El Colo’.

Si de comparaciones se trata, no tienen nada que envidiarle a ellos. Cuando ellas salen al rectángulo de césped sintético también se pueden ver jueguitos, gambetas y golazos. NT