Buenos Aires, 17/08/2017, edición Nº 2076

Cacho, el Highlander de Flores que quiere seguir rugiendo

Fuerza.

El cantautor, a quien se le practicó una traqueotomía el lunes último, continúa internado en el Sanatorio Los Arcos y, según informó el doctor Alfredo Cahe este mediodía de miércoles, “hay que esperar a ver cómo evoluciona clínica y neurológicamente, además de su aparato respiratorio”.

cacho

(CABA) “Hay un cambio. Veo que ciertos parámetros se pueden estabilizar, pero sigue siendo un paciente con alteraciones importantes. Su parte respiratoria se mantiene bien con la traqueotomía. Está más estacional y la demanda de medicamentos es menor”, declaró Cahe este mediodía a medios televisivos.

“Hay que esperar -agregó- a ver cómo evoluciona clínica y neurológicamente, además de su aparato respiratorio”.

“Cacho es Highlander, lo que aguantó desde diciembre del año pasado hasta ahora es tremendo. Se sumaron problemas de riñón, a su conocido cuadro pulmonar, dolores cervicales, lumbares y en las piernas, circunstancias que se las ‘bancó’ muy bien aunque tuvo un psicoagotamiento pero nunca lo vi deprimido”, dijo el médico.

“Está muy lejos del alta. Esto va para largo. Pero él no sólo tiene ganas de seguir viviendo, sino que sigue con ganas de componer y si Dios le da una nueva oportunidad, no me cabe duda que va a volver”, concluyó Cahe.

Castaña se encuentra internado en la unidad de terapia intensiva del Sanatorio Los Arcos desde el 15 de octubre pasado, un día antes de ser operado tras sufrir una fractura de cadera en un accidente doméstico.

Luego de esa operación, el querido vecino del barrio de Flores, autor de “Café La Humedad” y “Garganta con arena” afrontó complicaciones en su evolución a raíz del “desarrollo de un cuadro infeccioso respiratorio.

Antes de la intervención de cadera, Castaña se encontraba en recuperación de una cirugía realizada en septiembre último para superar fuertes dolores en su columna vertebral, operación que fue considerada “un éxito” por los médicos que lo asistieron en esa ocasión.

Comentarios

Ingresa tu comentario