Cacho Castaña no descarta la posibilidad de adoptar

El cantante sorprendió al revelar que no descarta adoptar un hijo junto a su mujer Marina Rosenthal

(CABA) Cacho Castaña presentó su autobiografía “Vida de Artista” en el Maipo Kabaret. Allí, entrevistado por su amigo Oscar Gonzalez Oro, habló de algunas de las anécdotas que se encuentran en el libro y sorprendió al revelar que no descarta adoptar un hijo junto a su mujer Marina Rosenthal.

Aunque necesita la ayuda de un equipo de oxígeno debido a su EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y un bastón, El Matador no pierde el estilo.

Sobre su salud, después de su última internación, Cacho dijo: “Las cadenas de oracion que se realizaron fueron muy importantes para mi recuperación. Somos energía absoluta y, a veces, nos cuesta tomar conciencia de esta circunstancia. Si tirás de la buena (energía), vuelve. Si tirás de la mala, cuidado”.

“Mucha gente dice ‘si volviera a nacer, haría todo lo mismo’. No, todo lo mismo no. Hay cosas que yo no haría de nuevo: caso drogas. Y el faso, trataría de no fumar desde tan chico, pero bueno, algo hay que hacer en la vida”, dijo el querido intérprete.

“La droga es momentánea y te volvés un ser oscuro. No tenés luz en ningún lado, te das la cabeza contra todos lados”, agregó.

Luego, consultado por El Negro Oro, dijo que “con Marina llegó el verdadero amor”.

“No es un amor mezquino. El amor generalmente tiene la hipocresía de la seducción. La vida es un canje y el amor es cambiar, entonces, de repente cambias cuando te enamorás, cuando querés seducir, decís que te gusta el cine romántico y a los seis meses no te gusta un carajo el cine romántico, entonces le decís que te gusta el cine de acción y te dice ‘como cambiaste’. No, yo cambié cuando te conocí, por la hipocresía de la seducción te dije que me gustaba el cine romántico, hoy soy como soy”, explicó.

También se refirió a su otro amor, el tango: “Mi vida es un tango y el tango es como una Biblia. A medida que uno va creciendo, el tango siempre te va acompañando y te espera”.

Al preguntarle si tener hijos era una cuenta pendiente, sorprendió al decir que “estamos pensando en adoptar (con Marina)”. “Vamos a ver”, agregó.

Finalizando, Cacho contó que prepara su segundo libro, donde contará todo lo que no se animó a contar en el primero. NT