Crean Paseo de las Artes bajo la autopista para recuperar La Boca

La idea es crear un polo de locales especializados en arte, con un área de gastronomía, espacios para actividades artísticas gratuitas y estacionamiento para 200 vehículos en la avenida Pedro de Mendoza.

(CABA) La avenida Pedro de Mendoza serpentea entre los pilotes de la autopista Buenos Aires-La Plata, junto a la vibrante actividad del puerto de Buenos Aires. Enormes camiones van y vienen, en un trajín permanente. Algunos se detienen en los silos de arena para buscar su carga y después siguen viaje. Toda esta franja entre las calles Villafañe y Caffarena, que durante años fue sinónimo de abandono, a partir de marzo será el Paseo de las Artes Pedro de Mendoza, un recorrido que conectará al barrio de La Boca con Puerto Madero.

El paseo estará a metros de la Usina del Arte, un lugar que atrae público por sí mismo. Sin embargo, más allá del restaurante El Obrero sobre Caffarena, en esta zona hay poca infraestructura de servicios. Por eso, la idea es crear un polo de locales especializados en arte, con un área de gastronomía, espacios para actividades artísticas gratuitas y estacionamiento para 200 vehículos.

Detrás del proyecto está la empresa Silos Areneros Buenos Aires S.A. La misma que opera desde hace casi 64 años en esa parte del bajo autopista y que fue denunciada por la Asociación de Vecinos de la Boca y la Defensoría del Pueblo por ocupar esos terrenos. En su momento, la Nación le dio un permiso a la arenera para estar en ese lugar, pero hace dos años los predios del bajo autopista fueron transferidos a la Ciudad. En el año 2013, la empresa presentó un proyecto de iniciativa privada para hacer un paseo temático dedicado al arte sobre la avenida Pedro de Mendoza. La propuesta fue declarada de interés público por la Ciudad y se hizo una licitación para la construcción y concesión por cinco años del paseo. La ganadora fue la propia Silos Areneros, que fue la única oferente.

“Hace años, Raúl Lavié propuso hacer un paseo del tango y la Ciudad ofreció este espacio. Pero como se encuentra dentro del Distrito de las Artes, el plan se reconvirtió para armar un paseo de las artes. La inversión total de Silos Areneros es de $ 20 millones”, explica Marcelo Mariosa, director del proyecto, que afirma que con este paseo la empresa pretende colaborar con el desarrollo del barrio donde está instalada desde hace décadas.

El Paseo de las Artes ocupará unos 4.000 m2 de superficie y contará con cuatro módulos o grandes espacios divisibles para armar locales de diferentes tamaños, en función de las necesidades de los locatarios. Dos de estos módulos, de 333 m2 y 864 m2, ya están terminados. Y ahora están terminando los últimos detalles de los otros dos, que con doble altura totalizarán cerca de 900 m2 de planta. También habrá un pequeño anfiteatro y una plaza seca donde se organizarán actividades y shows.

“En marzo vamos a estar en condiciones de firmar los primeros contratos con los locatarios. El 25% de las áreas construidas serán para actividades gratuitas programadas por el propio Paseo. La idea es darle un espacio a los artistas emergentes de la Ciudad”, anticipa Mariosa.

El proyecto es comercializado por la inmobiliaria Adrián Mercado, que desde Internet detalla que el precio de alquiler será de $ 200 por m2, más $ 40 de expensas también por m2. “Las expensas incluyen seguridad, difusión, limpieza de espacios comunes, conectividad Wi-Fi, telefonía centralizada e integración de red de fibra óptica”, aclara la inmobiliaria en su sitio de Internet.

Muy cerca ya están instaladas varias galerías de arte importantes, como Barro, Prisma y la Fundación Proa. Toda el área forma parte del Distrito de las Artes creado por ley en la Ciudad y que prevé beneficios impositivos para los emprendimientos relacionados con el arte que se desarrollen en un perímetro que abarca La Boca y parte de Barracas y San Telmo.

La arenera va a seguir funcionando aunque, según Mariosa, cuando el Gobierno porteño desplace un pequeño tramo de la avenida Pedro de Mendoza van a correrla hacia la orilla del río. Y cuando el paseo esté abierto, se podrá ir caminando desde la Usina hasta Puerto Madero por la avenida Pedro de Mendoza.

El gran escollo a vencer es el prejuicio que hay con respecto a esta parte de La Boca, que está a tres cuadras de una villa. “El corredor va a tener seguridad las 24 horas y también va a servir de apoyo a las actividades de la Usina, para que la gente pueda dejar su auto en un lugar seguro, o venir a tomar algo después de un espectáculo –asegura Mariosa–. Además, va a tener una vista panorámica de un puerto que está en actividad, y eso lo va a convertir en un paseo único”. NR

paseo de las artes la boca