Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Bulevar Mendoza: el polo gastronómico del barrio de Villa Urquiza

Nuevos locales de comidas se suman al barrio.

(CABA) Con la inminente apertura de un local de la pastelería Le Blé y otro de Itamae Sushi, sigue creciendo el polo gastronómico del bulevar Mendoza, en Villa Urquiza, una propuesta que atrae a vecinos del barrio y zonas aledañas desde hace cinco años.

La oferta, que los habitués califican como “amplia y variada“, empezó con un par de restaurantes de cocina tradicional y, a medida que aumentó el movimiento de gente, desembarcaron sucursales de grandes cadenas y marcas. Almacén de Pizzas, Starbucks, Café Martínez, Chungo, Taco Box, El Topo y La Vicca ya funcionan en ese rincón porteño.

El polo gastronómico se extiende a lo largo de las cinco cuadras del bulevar, tendido entre la avenida Triunvirato y la calle Barzana, en el deslinde entre la zona comercial y la residencial de Villa Urquiza. También incluye algunos locales situados en las transversales, a una distancia no mayor de 100 metros de Mendoza.

Suman una quincena de locales, que incluyen restaurantes típicos, pizzerías, heladerías, cafés, panaderías, una opción de comida mexicana, cocina de autor y una parrilla. Y, según los dueños y encargados de los negocios, congrega un público creciente y heterogéneo, desde los históricos vecinos del barrio hasta parejas de jóvenes recién mudados por el boom inmobiliario que no cesa en Villa Urquiza.

Empleados de empresas y comercios de la zona, así como alumnos de las escuelas circundantes, también participan de esta movida que le cambió la cara a ese sector del barrio.

Hasta 2004, la calle Mendoza ni siquiera tenía bulevar. Sus adoquines supieron alojar a la feria municipal; según recuerdan los vecinos más memoriosos, la feria acercaba al resto del barrio alternativas de consumo que, por entonces, sólo se ofrecían sobre la avenida Triunvirato. Luego, el gobierno porteño construyó los canteros centrales en las cinco cuadras de Mendoza.

La inauguración de modernos locales gastronómicos, que en algunos casos reemplazaron a otros que supieron ser tradicionales en el barrio, volvió a modificar la fisonomía del bulevar en los últimos cinco años.

Creo que impactó para bien, ya que levantó la zona. Era oscura y silenciosa a determinadas horas, y ahora recuperó movimiento, con gente del barrio y aledaños. Es un buen proyecto. Y la calidad de la comida y el servicio, por lo que pude conocer, son muy buenos, acordes a los de otros sectores con similares características“, detalló Velvet Fredes, que vive desde que nació en Villa Urquiza, a una cuadra del polo.

La tendencia se mantiene: desde Itamae Sushi confirmaron que vendieron una franquicia para la explotación de una sucursal en Bucarelli al 2100, que abrirá después de Semana Santa, y Le Blé llegará en las próximas semanas a una casona reciclada situada en Mendoza y Bucarelli.

cf1aum55qsnpre551nbcfvra635120782838655000

Comentarios

Ingresa tu comentario