Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Buenos Aires-Panamá: la ruta del dinero ilegal que Lanata no te va a contar

Aunque no es el primer ni único caso que investiga la Justicia, seguramente esta noticia no formará parte del programa de Jorge Lanata en el Trece, ni será tapa de Clarín, ni se repertirá por TN la consigna “la ruta del dinero M”, ni Telenoche le dedicará sus afilados, extensos y vacíos informes en el “prime time” televisivo. (Ciudad de Buenos Aires) El CEO de Clarín, Héctor Magnetto, junto a otros...

Aunque no es el primer ni único caso que investiga la Justicia, seguramente esta noticia no formará parte del programa de Jorge Lanata en el Trece, ni será tapa de Clarín, ni se repertirá por TN la consigna “la ruta del dinero M”, ni Telenoche le dedicará sus afilados, extensos y vacíos informes en el “prime time” televisivo.

Magnetto-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) El CEO de Clarín, Héctor Magnetto, junto a otros miembros del directorio del Grupo Clarín, Lucío Pagliaro y José Aranda, es investigado por la Justicia argentina, que presume la existencia de sociedades no declaradas a la AFIP en el paraíso fiscal panameño, cuyo modus operandi para lavar dinero ilegal tan detalladamente describió el programa Periodismo para Todos, bajo el elocuente título de “la ruta del dinero K”, en base al testimonio del mediático Leonardo Fariña y el cuevero Federico Elaskar.

Se trata de firmas en las que figuran como directores Héctor Magnetto, Lucio Pagliaro y José Aranda. El holding ya era investigado por maniobras con empresas off shore en Delaware, Estados Unidos.

Ahora, el Grupo Clarín, actualmente investigado en varias causas de lavado de activos y evasión tributaria –la mayoría denunciadas por el “arrepentido” ejecutivo del JP Morgan, Hernán Arbizu– también deberá explicar por qué no declaró en la Argentina la radicación de sociedades en Panamá.

Según consignó el diario Tiempo Argentino en base a fuentes judiciales, las sociedades no figuran en las declaraciones juradas de sus titulares, todos altos directivos del holding que conduce Héctor Magnetto.

Serían al menos cuatro las sociedades anónimas en Panamá. Algunas de ellas habrían sido cerradas incluso antes de ser declaradas, sin embargo todas fueron y son dirigidas por Héctor Magnetto, CEO de Clarín, en sociedad con los directores José Antonio Aranda, y Lucio Rafael Pagliaro.

Las firmas mencionadas son AGEA Inversora SA; Semar Inversora SA, Lexsol SA y Noirland SA. Cabe destacar que AGEA y Semar fueron parte de las firmas denunciadas por Hernán Arbizu en un paquete de 469 compañías y, sobre la cual el juez Sergio Torres pidió información a Suiza la semana pasada.

La titularidad de las empresas se probaría incluso con los números de CUIT de Héctor Magnetto, de Lucio Pagliaro y de José Aranda. En todos los casos, la información de las cuatro sociedades, según fuentes judiciales, figura en el Registro Público de Panamá. Lo llamativo es que datos de la investigación confirman que el propio Magnetto ha reconocido tener sociedades en Uruguay y Antillas Holandesas, pero jamás en Panamá.

Sin embargo, junto al nombre de Héctor Magnetto y de su función de director en dos de las sociedades, figuran los nombres de dos personas responsables de la creación de más de 2000 empresas en paraísos fiscales. Ellos son Vasco Rafael Wendehake Fabrega y el abogado en ejercicio Juan Eduardo Lombardi Tribaldos, ambos de nacionalidad panameña. La justicia ahora deberá investigar su relación con las sociedades no declaradas. Con el estudio de abogados que habría gestionado la creación de las sociedades anónimas no declaradas ante la AFIP su relación está probada. El estudio Icaza, González-Ruiz y Alemán es muy reconocido en Panamá. Juan Eduardo Lombardi Tribaldos es socio del buffet y Vasco Rafael Wendehake Fabrega es consultor en la misma firma.

El estudio es a la vez un buffet de abogados y una suerte de facilitador de negocios privados en paraísos fiscales, un gestor de operaciones al margen de la ley. El estudio sería el soporte para generar toda la estructura de “presta nombres” que permite eludir y gestionar capitales en el exterior. En su sitio de Internet, la firma reconoce que opera en diferentes paraísos fiscales, incluido Panamá.

Las cuatro empresas radicadas en Panamá y no declaradas en la Argentina son una muestra de la operatoria del Grupo Clarín que actualmente también es investigado por albergar casi todas sus sociedades en Delaware, una pequeña ciudad de los Estados Unidos que tiene 850 mil empresas y 800 mil habitantes.

De hecho, el banco JP Morgan, tal como revelara Arbizu, le recomendó a Clarín establecer allí casi todas sus firmas. Todas ellas quedaron vinculadas con la entidad financiera por medio de contratos crediticios por millonarias cantidades de dólares.
Destacan fuentes judiciales que además de las cuatro compañías podría haber otars tantas más ya que que Clarín no sólo tenía como banco gestor de negocios al JP Morgan (de donde salieron los datos denunciados por Hernán Arbizu) sino que también tiene cuentas manejadas por la Unión de Bancos Suizos (UBS) y Goldman Sachs, otro banco de inversión con participación minoritaria en el entramado directivo y societario del holding de Héctor Magnetto. Pero para el avance de este tipo de causas, el panorama es complejo ya que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), no considera lavado de activos al dinero que se deriva de la evasión impositiva sino sólo a aquellos montos que surgen del narcotráfico y el terrorismo.

Comentarios

Ingresa tu comentario