Buenos Aires, 28/07/2017

Buenos Aires, la ciudad más cara de Latinoamérica: en qué rubros se evidencia más la diferencia de precios

La Ciudad hoy ocupa el primer puesto de la región por encima de San Pablo y México DF; también es más cara que Madrid y Barcelona. Los motivos.

(CABA) Buenos Aires hoy es considerada por diversas consultoras internacionales como la ciudad más cara de América Latina, una nominación que ya había cosechado in crescendo desde el 2015. La alta inflación y los salarios depreciados como características dominantes de la economía la empujaron a no abandonar el podio. Y a esto se suma una cuestión de la macroeconomía, el poco envión que logró tomar el comercio exterior a 6 meses del cambio de gobierno que consagró a Mauricio Macri como presidente de los argentinos.

Pero para definir el costo de vida de una ciudad, además de las variables clásicas de la micro y macroeconomía, es bueno observar otros indicadores que sirven para la comparación con otros países como por ejemplo, la cantidad de tiendas globales que han desembarcado en esas tierras. A ahí es cuando Buenos Aires profundiza su paradoja que hasta a los expertos en consumo les cuesta explicar.

El diario español El País relevó una canasta de precios que deja a la vista la disparidad de precios: un litro de leche cuesta hoy en la capital argentina 1 dólar, mientras que México DF cuesta 0,8 dólares; en Bogotá 0,6 dólares y en San Pablo, 0,85 dólares. Un café en pocillo mientras que en Buenos Aires cuesta 2 dólares, en DF 1,5 dólares; en San Pablo 0,5 dólares y en Bogotá 0,4 dólares.

En otros rubros también se observa la supremacía de los precios locales respecto de los países de la región: en los aranceles de los estacionamientos. Según un informe de la consultora Colliers Internacional Buenos Aires tiene la tarifa más cara de la región en este servicio. El costo mensual para estacionar un vehículo en la city porteña ya alcanzó los 218 dólares mensuales, valor que ubica a la ciudad como la más costosa por encima de Río de Janeiro (211 dólares) y San Pablo (171 dólares); Lima, Perú, (190 dólares) y Santiago de Chile (160 dólares).

En la nómina de centros urbanos relevados de América Latina se encuentran, además, San José de Costa Rica, México DF y Panamá, la más económica de todas con una tarifa mensual de 130 dólares mensuales.

Más que Barcelona y Madrid también
El último informe de 2015 de la Unión de Bancos Suizos que se actualiza en el mundo cada tres años desde 1970- comparó el costo de vida en 71 ciudades el mundo de acuerdo a una canasta de 39 productos básicos. Entre los que figuran el pan, el arroz, la leche, la carne, el pescado, los vegetales usuales y las bebidas.
En esa lista Buenos Aires ocupa el puesto 21 , ya que los porteños necesitan más de 462 dólares para llenar un carro de supermercado. Mientras que en Madrid se arreglan con 315 dólares y en Barcelona con 350 dólares. Todos los precios expresados en dólares y en contextos de economías inflacionarias deben ser considerados como aproximados.

La sorpresa es mayor aún cuando se comparan los altos precios de Buenos Aires con los de otras economías europeas, algunas desarrolladas como República Checa y Polonia. En Kiev (Ucrania) la canasta básica se puede adquirir por 166 dólares, 214 dólares en Sofía (Bulgaria), Bucarest (Rumania, 248 dólares), Praga, la lujosa capital checa, 251 y Varsovia (Polonia), 253 dólares para acarrear los 39 productos. Otras baratas son Ciudad de México, 233, y Nueva Delhi, 249.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market analizó para Infobae: “En los últimos años Buenos Aires ha tenido un crecimiento de inflación de costos en dólares sostenido, lo que lleva a la formación de precios internos de sus bienes y servicios en dólares -nominalizados en pesos- de los más altos de la región. En los primeros cinco meses de este año esta tendencia es alcista: con una inflación en el mes de mayo del 5 % y una anualizada del 40 %. Y con impacto mayor por el ajuste de tarifas retrasado que derivó en un aumento de los costos y precios finales de los productos y servicios en la ciudad y en todo el país”.

super

Aunque la mayoría de las ciudades europeas se sitúa en el medio de la clasificación del informe de la UBS —entre las posiciones 22 y 38 de 71, con un costo promedio de la canasta de 400 dólares—, Europa es también la región donde coexisten los lugares más caros y más baratos del planeta. Excluyendo los dos extremos de la tabla —las 10 ciudades más costosas y las 10 más asequibles—, la aguja oscila entre los 471 euros de Copenhague y los 289 de Budapest.

En cuanto a los países mediterráneos, las ciudades más caras para llenar el carrito son París (425 dólares), Lyon (413 dólares) y Milán (405 dólares). Las urbes continentales más asequibles, por otro lado, son Frankfurt (379 dólares), Bruselas (379 dólares) y Dublín (386 dólares). Vuelve a instalarse la paradoja: todas más baratas que Buenos Aires (462 dólares).

Volviendo a América Latina, hay que consignar que Venezuela no ha sido considerada en el estudio porque las características de alta inestabilidad de su economía. La segunda ciudad más cara es Río de Janeiro donde la canasta cuesta 337 dólares, 132 menos que Buenos Aires. Lima marcha en tercer lugar seguida de Santiago de Chile, San Pablo y Bogotá.

La consultora Mercer analizó a mediados del 2015 el ranking del costo de vida en las ciudades y se basó en la medición del valor comparativo de más de 200 artículos en cada lugar, incluyendo vivienda, transporte, alimentos, ropa, artículos para el hogar y entretenimiento, parámetros sobre los que se calculan las compensaciones en dinero.

El informe que acompaña a la encuesta insistió en que Buenos Aires se encareció “principalmente, debido al incremento de precios en bienes y servicios y al relativo debilitamiento de su moneda”.

Otras ciudades latinoamericanas que también ascendieron dentro del ranking global fueron Santiago 70, México 137 y Monterrey 182, mientras que Bogotá se posicionó en el lugar 148, más abajo que el año pasado.

En tanto, la peor posición en América latina la ocupa la ciudad de Managua, que no registra ningún cambio, mientras que Caracas (Venezuela) otra vez fue excluida del ranking “debido a la compleja situación de su moneda”.

La encuesta de Mercer es uno de los estudios más completos del mundo y está diseñado para ayudar a las empresas multinacionales así como a gobiernos a determinar los beneficios y compensación para sus empleados expatriados.

Qué pasa con las tiendas globales
En Buenos Aires aún no desembarcó una tienda Apple, ni Ikea, ni tampoco ninguna de las megatiendas habituales en otras capitales -incluso las latinoamericanas- como Macy´s, Sack´s, Victoria´s Secret, Forever 21 o GAP . Y a esto se suma que en los últimos años abandonaron Buenos Aires varias marcas de lujo como Louis Vuitton, Cartier, Hermès, Ralph Lauren, Escada y Ermenegildo Zegna, entre otras.

El último indice de precios al consumidor (IPC) elaborado en la era de Mauricio Macri registró en mayo una subida del 4,2 % con respecto a abril, con una alta incidencia en transporte y comunicaciones (5,6%) y alimentos y bebidas (3,7%).

Di Pace agregó: “Al relevar diferentes indicadores mundiales en términos comparativos a otras ciudades del mundo Buenos Aires se ubica claramente como una de las ciudades más caras. Por ejemplo, al tomar el valor de una cerveza que es un producto presente en todas las principales ciudades del mundo Buenos Aires ocupa el puesto 61 entre 75 ciudades relevadas tomando como parámetro para su armado el valor de esta bebida en bares y supermercados porteños”.

Los “viajes de compras” a otros destinos más baratos continúan vigentes en la clase media-alta argentina. Los favoritos son Miami para comprar zapatillas e indumentaria; Santiago de Chile para comprar tecnología o incluso Montevideo para comprar lana y ropa de alto invierno. NR

forever 21 0

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario