Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Boliche bailable en el Banco Nación

El "boliche" de Boudou, sumado al "camarín presidencial" de Cristina Kirchner, demuestran el abuso de los recursos públicos.

(CABA) Carlos Melconian (actual director del Banco de la Nación) tuvo una sorpresa durante su primera jornada. Ocurrió cuando fue a recorrer los despachos del nuevo directorio: uno estaba cerrado y sin llave. Se trata de la oficina que tenía asignada en el BNA el ex vicepresidente Amado Boudou y que ahora ocupa –después del trabajo del cerrajero– Enrique Szewach.

Tuvieron que forzar la puerta y ahí encontraron otra sorpresa: Boudou había armado para su ocio en ese despacho un verdadero “boliche bailable”, con luces psicodélicas de colores y equipos de música.

Por otro lado, Cristina Kirchner amaba Tecnópolis, y por eso decidió aumentar su confort: descubrieron en el predio un helipuerto solo para el uso personal de la ex presidenta y un salón que se denominaba”camarín presidencial”. Cristina lo utilizaba para embellecerse antes de sus apariciones públicas en el predio.

Miguel Galuccio, que sigue en YPF, y un conjunto de ex directores habrían cobrado abultados sobresueldos en negro, al margen de los millonarios honorarios obtenidos de la petrolera.

Los tres hechos tienen distinta naturaleza. Pero un punto en común: el uso discrecional que el “cristinismo” hizo del poder del Estado para sacarle provecho personal, económico y partidario. NT

 

Comentarios

Ingresa tu comentario