Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

El Boletín Oficial será editado por el Colegio de Escribanos

Será con el mismo personal y no lo venderá por suscripción: será gratuito y de acceso libre por Internet

(CABA) El gobierno de Mauricio Macri revocó hace un mes y medio el controvertido convenio con una empresa vinculada al ex secretario legal y técnico Carlos Zannini, que cobró 161,5 millones de pesos en 2015 por administrar el Boletín Oficial (BO). El Gobierno cambiará de proveedor y reducirá el contrato a 13 millones en 2016, un costo doce veces menor que el pautado por el kirchnerismo.

El actual secretario legal y técnico, Pablo Clusellas, firmó un nuevo convenio con el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, que editará el Boletín con el mismo personal y no lo venderá por suscripción: será gratuito y de acceso libre por Internet.

Los usuarios ya pueden acceder por la Web a la edición impresa y a las “ediciones anteriores”, para lo cual antes había que abonar una suscripción.

La empresa desplazada es Administradora de Conocimientos SA (Adconsa), atribuida a Gustavo Benvenuto, amigo personal del ex número dos de Zannini, el ex subsecretario técnico Carlos Liuzzi.

Bajo la controvertida figura del “ente cooperador” del Estado, Adconsa editó y digitalizó el BO y administró el Registro de Dominios de Internet, denominado NIC.ar (Network Information Center Argentina), que gestionó los tres millones de sitios web del país, un negocio estratégico.

Según informó la secretaría, en 2015 Adconsa percibió del kirchnerismo 92,5 millones de pesos por “administración”, 9,5 millones por “honorarios” y 59,4 millones por “soportes”: 161,5 millones por todo concepto.

Para reemplazar a este costoso proveedor, Clusellas firmó un convenio con el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, que hará el mismo trabajo por 13 millones de pesos, doce veces menos que Adconsa.

No habrá despidos ni incorporación de personal. Las suscripciones de la edición en papel del Boletín Oficial a los clientes privados e institucionales continuarán hasta fin de año, pero las tiradas en papel se irán reduciendo. El objetivo consiste en que los usuarios pasen a consumir el BO sólo mediante el portal de Internet www.boletinoficial.gob.ar para reducir costos.

En la versión online se dieron por finalizadas las suscripciones desde el 4 de marzo. Quienes tengan reservas hasta fechas posteriores tendrán un crédito a favor y les será devuelto el dinero. Las ediciones anteriores se podrán consultar gratuitamente desde la página, una herramienta que hasta esta reforma tenía un costo elevado. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario