Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Boleta electrónica: advierten sobre la necesidad de extremar los controles

El sistema se implementará en la Ciudad por primera vez el domingo. La tecnología es atacada por las dudas sobre si puede ser hackeada.

(CABA) Una auditoría realizada por la Universidad de Buenos Aires (UBA) sobre los equipos y software utilizados para la impresión y grabación digital de la Boleta Unica Electrónica (BUE) determinó que “no se han detectado problemas graves” ni indicios de “inconvenientes insalvables” para el día de la elección, pero advirtió que “los principales custodios de los comicios siguen siendo las autoridades de mesa y los delegados del Tribunal, como los fiscales de las agrupaciones políticas y los mismos electores”.

El domingo, cuando se elija jefe de Gobierno, legisladores y comuneros, será la primera vez que se implemente el sistema BUE. La tecnología es defendida por su rapidez y transparencia, pero también atacada por las dudas sobre si puede ser hackeada y por la falta de capacitación para su uso por parte de autoridades y votantes. El Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, resaltó que es importante extremar los controles para que “se custodien los materiales que se despliegan en los establecimientos para que los mismos no sean manipulados por extraños”, como el caso del DVD que contiene el software que hace funcionar el equipo. “El mayor resguardo del sistema consiste en los mecanismos de control existentes que son externos a la solución tecnológica”, explicó. A su vez, con respecto a la auditoría del código fuente de la máquina, se criticó que “la documentación existente no es exhaustiva ni sigue plenamente las reglas del arte para documentar software”.

Una auditoría de la UBA determinó que “los principales custodios serán las autoridades de mesas y fiscales”. El domingo, el sistema se implementará en la Ciudad por primera vez.

El BUE ya fue utilizado en las elecciones en Salta, pero se implementó de forma gradual, en seis comicios. En las PASO porteñas el Gobierno de Macri suspendió el sistema, lo cual generó especulación y críticas a Larreta desde el michettismo, con el argumento de que especulaba con sacar ventaja.

¿Cómo funciona? Las autoridades de mesa reciben el DNI del votante y le entregan la boleta electrónica en blanco. El elector la ingresa en la “terminal de votación” (similar a un cajero automático) y selecciona al candidato que quiere votar. El artefacto dejará un registro impreso sobre el cartón y otro digital en un chip. Luego el votante debe doblar la boleta e introducirla en la urna.

En relación a los aspectos de seguridad, el trabajo de la UBA señaló que la lectura del contenido del chip (antes de ser introducido en la urna) podría llegar a hacerse a través de un smartphone. También indicó que usando una antena especial se puede llegar a leer la terminal en el momento en que está grabando el voto sobre el chip. Además, la forma en la que opera la máquina podría ser afectada, de cambiarse el DVD con elque funciona. En estos casos, es fundamental el monitoreo de las autoridades.

Dentro de las fortalezas del sistema, se menciona que la máquina “no guarda información de la selección”, ya que una vez impresa la boleta “se borra de la memoria”. Otro punto a favor es que el software de la terminal está en un DVD externo “bajo control de las autoridades”, sin el cual “no se puede hacer nada”.

Con respecto a la auditoría del código que se utiliza, el informe indicó que “los defectos en la documentación (presentada por la empresa contratada, MSA) representan un punto débil en el software que dificulta no sólo la audi-tabilidad del mismo, si no también el mantenimiento y evolución”. El programa tampoco contiene casos de prueba automáticos, “que son una señal de que se ha pensado el desarrollo para que otros puedan mirar y comprender el código”.

boleta unica2

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario