Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Boedo: un cajero automático quedó abandonado en la vía pública

Se presume que un grupo de delincuentes lo arrancaron de dentro de la sucursal bancaria y lo arrastraron hasta la vereda, donde intentaron abrirlo a mazazos. La maquina expendedora de dinero quedó abandonada en medio de la vereda, en pleno barrio porteño de Boedo. Foto: Télam (Télam) Un grupo de delincuentes arrancó a mazazos e intentó llevarse un cajero automático de la sucursal Boedo del banco Santander Río, aunque desistió...

Se presume que un grupo de delincuentes lo arrancaron de dentro de la sucursal bancaria y lo arrastraron hasta la vereda, donde intentaron abrirlo a mazazos. La maquina expendedora de dinero quedó abandonada en medio de la vereda, en pleno barrio porteño de Boedo.

Foto: Télam

(Télam) Un grupo de delincuentes arrancó a mazazos e intentó llevarse un cajero automático de la sucursal Boedo del banco Santander Río, aunque desistió cuando se activó la alarma y llegó al lugar la policía.

La máquina quedó en medio de la vereda de la calle Boedo, a metros del ingreso al banco, rota, aunque con el dinero en su interior, ya que los delincuentes no lograron llevárselo, informaron fuentes policiales.

Por orden judicial, la policía solicitó a las autoridades del banco damnificado y a la gerencia de un banco situado enfrente las filmaciones de las cámaras de seguridad de ambas entidades, con el fin de poder identificar a los integrantes de la banda de ladrones.

Los voceros policiales informaron que el hecho sucedió esta madrugada, cerca de las 4.30, en la sucursal del banco Santander Río situada en Boedo 802, en el cruce con Estados Unidos.

Según las fuentes, unos seis delincuentes irrumpieron en el sector del banco donde se encuentran las máquinas expendedoras de dinero y con diversas herramientas, como mazas, barretas y pinzas, arrancaron una de ellas, que lograron sacar a la calle.

Cuando se disponían a llevarse el cajero automático presumiblemente en algún rodado, los delincuentes advirtieron la llegada de la policía de la seccional 20, con jurisdicción en la zona, alertada por la alarma del banco.

Por ese motivo, los asaltantes escaparon sin llegar a concretar el robo, dejando abandonado el cajero roto en medio de la vereda.

“Cuando llegué encontré el cajero tirado en la vereda y dos patrulleros. Se quisieron robar el cajero que está cargado con toda la plata de fin de mes”, contó esta mañana a la prensa un vecino de la zona.

Según el hombre, la policía llego “un minuto después” de que los ladrones sacaran la máquina a la calle y por eso debieron escapar.

“El patrullero vino porque algo o alguien le aviso que había un hecho, llegaron en un minuto por eso (los ladrones) abandonaron el cajero”, expresó.

Las fuentes dijeron que los delincuentes escaparon del lugar sin poder concretar el robo, debido a que cuando arrancaron el cajero automático comenzó a sonar la alarma del banco, lo que alertó al personal de seguridad.

Esta mañana efectivos de la seccional 20 trabajaban en el banco junto con personal de la Policía Científica, en procura obtener huellas dactilares o alguna otra evidencia para identificar a los autores del hecho.

También, por orden judicial, secuestraron las filmaciones de las cámaras de seguridad de la sucursal bancaria y de otra ubicada a pocos metros, donde pudieron haber quedado registrados los movimientos de la banda.

Comentarios

Ingresa tu comentario