Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Belgrano, un barrio para todos los gustos

Más que un centro comercial.

avenida cabildo

(CABA) Nació como pueblo, pero hoy es una de las principales zonas comerciales de la Ciudad. El centro de compras de la Avenida Cabildo y el Barrio Chino son de sus principales atracciones turísticas, pero la historia también tuvo lugar en sus calles. Se pueden visitar: una casa que funcionó temporalmente como sede del Gobierno Federal en 1880, que hoy es el Museo Histórico Sarmiento; una casona que fue vivienda y taller del escultor argentino Rogelio Yrurtia y de su esposa, la pintora Lía Correa Morales; y el Museo y Teatro Enrique Larreta, que perteneció al escritor argentino. Además, las Barrancas de Belgrano forman otro tradicional y antiguo paseo del barrio, así como también La Redonda, como es conocida popularmente la Parroquia de la Inmaculada Concepción, y El Monumental, el estadio del Club River Plate, que se encuentra ubicado en el límite con el barrio de Núnez. Una curiosidad: una sucursal del Banco ICBC es el lugar que el escritor Ernesto Sábato evoca en su novela “Sobre Héroes y Tumbas” como la entrada a un submundo.

Sin dudas la Avenida Cabildo es uno de los principales centros de compras y paseo del barrio de Belgrano y de la Ciudad. Su nombre rinde homenaje a la antigua institución reemplazada primero por la Municipalidad y luego por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta arteria nace en la Avenida Dorrego, en el barrio de Palermo, y se extiende por casi 6 km. hacia el Norte hasta el Puente Saavedra, límite entre la Ciudad de Buenos Aires y la provincia homónima. A partir de allí, cambia su nombre por el de Avenida Maipú. Pero si de atracción hablamos, no podemos dejar de hablar del Barrio Chino que se ha convertido en uno de los polos turísticos de la Ciudad por su variada oferta de comercios y restaurantes de origen oriental.

barrio chino
Desde su arco de acceso ubicado en Juramento y Arribeños – que mide 11 metros de altura, tiene tres niveles de tejas, los extremos de los techos adornados con dragones y cada columna termina con un león de piedra tallado en la base-, se multiplican a ambos lados de la calle las tiendas y supermercados de productos alimenticios asiáticos, objetos de decoración y locales de manga y animé (historietas y dibujos animados japoneses).
En el barrio, surgido durante la década de 1980 con el establecimiento de familias de inmigrantes orientales (principalmente de Taiwán), se puede comer en restaurantes de cocina asiática o también en locales a la calle. Todos estos comercios, abiertos durante toda la semana, se llenan de visitantes los sábados y domingos, así como durante el tradicional festejo del Año Nuevo chino (entre fines de enero y principios de febrero), en el que se realiza el baile del Dragón por las calles del barrio, con numerosos espectáculos musicales.
Además, sobre la calle Montañeses se encuentra uno de los primeros templos budistas de la Ciudad (el Templo Chong Kuan).

Pero en Belgrano no es todo compras. La historia también tiene lugar en sus calles. Un edificio de estilo ecléctico obra del arquitecto Juan A. Buschiazzo, declarado Monumento Histórico Nacional, que se inauguró en 1871 como sede de la Municipalidad de Belgrano, funcionó temporalmente como sede del Gobierno Federal durante el conflicto entre las autoridades nacionales y porteñas de 1880. En 1938, con motivo del cincuentenario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento, destacado escritor, político, educador y presidente de la República, se creó el Museo Histórico Sarmiento, en su memoria. Allí se exhiben objetos personales del prócer, su biblioteca, hemeroteca y archivo.

Museo Enrique Larreta

El Museo y Teatro Enrique Larreta también se encuentra en este barrio.Vale una visita por su colección de arte español, que perteneció al escritor argentino, por la casona que lo alberga (fue su residencia de verano y es uno de los pocos edificios neocoloniales de la Ciudad), pero también por el magnífico jardín de estilo andaluz que lo rodea. El museo posee una importante colección de obras que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XX, muebles, cerámicas, armaduras y armas del siglo XVI, libros antiguos y otros objetos de decoración.El jardín andaluz, único en su tipo en Sudamérica, posee una glicina centenaria y en primavera es utilizado para la realización de conciertos y muestras de arte al aire libre. Una curiosidad: ¿Sabías que la casona que alberga el Museo Larreta fue el regalo de bodas que recibió Josefina Anchorena por parte de su madre al casarse con el escritor?

Además de estos, también podemos visitar una casona de estilo neocolonial que fue vivienda y taller del escultor argentino Rogelio Yrurtia y de su esposa, la pintora Lía Correa Morales. El matrimonio donó la casa y su colección de arte a la Ciudad en 1942. Yrurtia fue autor de importantes monumentos, como “Canto al Trabajo” (Av.Paseo Colón 800); el monumento a Manuel Dorrego (Suipacha y Tucumán); el Mausoleo de Bernardino Rivadavia (Plaza Miserere); y “La Justicia” (hall central del Palacio de Justicia), entre otros. El museo exhibe bocetos y estudios, obras en bronce y yeso, pinturas y mobiliario del artista.

Las Barrancas de Belgrano es otro tradicional y antiguo paseo del barrio que no se puede dejar de nombrar. Hasta mediados del siglo XIX el Río de la Plata llegaba a los pies de éstas. El terraplén del Ferrocarril Mitre, construido en esa época, sirvió para contener las aguas y secar los terrenos. En las barrancas hay más de 60 especies vegetales, como ombúes, palmeras, magnolias, robles, madreselvas y ceibos. Entre las esculturas (muchas del siglo XIX) se destaca una réplica de la Estatua de la Libertad realizada por el autor de la original, el francés Frédéric Bartholdi. En la parte alta del parque hay una glorieta donde solían tocar orquestas y en la actualidad se baila tango y folclore los domingos.

Parroquia de la Inmaculada Concepción
Como tampoco se puede dejar de lado a la Parroquia de la Inmaculada Concepción, “La Redonda”. Esta iglesia circular fue inaugurada en 1878. Su construcción estuvo a cargo del ingeniero Nicolás Canale, su hijo José y el arquitecto Juan A. Buschiazzo. Inspirada en el Panteón de Agripa de Roma, presenta influencias del neorrenacimiento italiano. Una escalinata de mármol conduce a la entrada principal. La fachada presenta diez columnas de fueste liso y capitel corintio. La cúpula, de 20 metros de diámetro, se apoya sobre el anillo de columnas internas.

Pero si de curiosidades se tarata, un lugar que especialmente los lectores no pueden dejar de visitar es la fachada de una sucursal del Banco ICBC, donde una placa evoca la novela de Ernesto Sábato “Sobre Héroes y Tumbas”. En el capítulo titulado “Informe sobre ciegos”, el escritor alude a este lugar en el que se encontraba la entrada al túnel laberíntico del submundo de los no videntes.

Pero este barrio tiene lugar para todos. Y los amantes del fútbol no pueden quedar afuera. Pueden visitar El Monumental, como se conoce al estadio del Club River Plate (uno de los dos clubes de fútbol más populares de la Argentina, junto con Boca Juniors), uno de los campos de juego más importantes de Sudamérica y el de mayor capacidad de la Argentina (76.000 espectadores). Allí acostumbra a jugar la Selección Argentina sus partidos oficiales en el país. Además, el estadio es utilizado para la organización de numerosos espectáculos musicales multitudinarios.
El campo de juego, ubicado en el límite de los barrios de Belgrano y Núñez, fue inaugurado en 1938 y su última remodelación y ampliación fue realizada en 1978, cuando la Argentina fue sede del Campeonato Mundial de Fútbol, certamen que ganó jugando la final en dicho estadio.

estadio de river
River cuenta con uno de los museos deportivos más grandes del mundo, con una superficie cubierta de 3.500 metros cuadrados donde se exhibe la historia del club. Entre sus atracciones se destacan un espectáculo audiovisual de 360°, una gran escenografía que homenajea a “La máquina” (célebre equipo de River de la década de 1940) y el “Túnel del Tiempo”. ¿Sabías que la construcción del estadio de River Plate se pudo terminar gracias a los ingresos recibidos por la venta de Enrique Omar Sívori? El célebre jugador de River, considerado uno de los mejores futbolistas argentinos de todos los tiempos, fue transferido al club Juventus de Italia en 1957, en una suma récord para la época.

Belgrano, un barrio con una gran variedad de opciones para disfrutar. Comercios, cultura oriental, historia, atracciones para los amantes de los libros y del fútbol. Un lugar para todos los gustos.

Comentarios

Ingresa tu comentario