Avanzan las obras para la planta de tratamiento de residuos en Ensenada

Avanzan las obras para la planta de tratamiento de residuos en Ensenada

(PBA) Las autoridades de la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (Ceamse) y del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) presentaron ayer las obras de la nueva planta de tratamiento de residuos en Ensenada. Según prevén, estará lista para fin de año y procesará el 100% de los residuos de la zona. Así, se convertirá en la segunda en tamaño del país, después de la que funciona en José León Suárez.

Tras 13 años de reclamos, la región de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen y Magdalena -llamada “región capital”- tendrá una planta de tratamiento mecánico biológico (TMB) que reemplazará al relleno sanitario existente, el cual deberá cerrar por orden judicial a fin de año. Esta planta procesará cada día las ocho toneladas de residuos que generan los habitantes de la zona.

planta-de-tratamiento-de-residuos-en-ensenada

Gustavo Coria, presidente de la Ceamse, indicó: “Esto implica un cambio de paradigma; el residuo deja de ser un problema y se transforma en una oportunidad, en algo que tiene valor”. En ese sentido, aseguró que se logrará recuperar el 65% de los desechos para reutilizarlos. Hoy, la basura que generan las 800.000 personas que viven en la región se deposita en un relleno situado en Punta Lara, la zona costera del municipio de Ensenada.

El presidente de la OPDS, Ricardo Pagola, explicó que, en coordinación con los intendentes, la provincia busca cerrar “todos los basurales a cielo abierto que contaminan el ambiente bonaerense”.

El desarrollo de esta planta ocurre como respuesta a una medida de la Suprema Corte de Justicia provincial. A partir de la denuncia de organizaciones ambientalistas sobre la contaminación del relleno de Ensenada, la Suprema Corte bonaerense ordenó a la Ceamse que lo cerrara y construyera una planta de tratamiento. El plazo para su culminación es en diciembre de este año. La obra, entonces, avanza contra reloj, pero las autoridades confían en poder empezar 2017 con la planta lista para funcionar.

“Hoy presentamos una planta que es una solución para los vecinos, que surge del diálogo, del consenso y de las diferencias”, insistió Coria, ante los intendentes de los cinco municipios involucrados. La planta, según las autoridades, generará cerca de 250 puestos de trabajo directos e indirectos y demandará una inversión de la empresa Arx Arcillex SA, ganadora de la licitación, por $ 300 millones.

La empresa le cobrará a la Ceamse por tonelada de residuos tratada, y la Ceamse lo hará, a su vez, con los municipios. Estiman que el precio de la tonelada será de $ 800. NT