Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Avanza la construcción de 3 túneles debajo de las vías

Son los pasos bajo nivel en las avenidas Congreso, San Martín y Beiró. En los próximos meses se sumarán a otros 25 que ya fueron inaugurados.

(PBA) Entre los riesgos de accidentes y la necesidad de agilizar el tránsito, las vías de tren en medio de la Ciudad se convirtieron en un obstáculo permanente y las barreras son más un problema que una solución. Mientras obras definitivas pero faraónicas como el soterramiento del ferrocarril Sarmiento se sigue demorando, la solución pasa por abajo: con la apertura del túnel de la avenida Constituyentes a la altura de las vías del Mitre, ya son 25 los nuevos pasos bajo nivel inaugurados en la ciudad en los últimos años, y hay otros tres en construcción.

Este último túnel agiliza el tránsito de entrada y salida de la Ciudad en el norte, en los barrios de Villa Urquiza y Villa Pueyrredón, entre otros, y mejora la conexión con la avenida General Paz. Además, significará un cruce más seguro para los peatones y podría mejorar la frecuencia del tren en su ramal a José León Suárez.

En estos años se hicieron pasos bajo nivel en cruces de casi todas las vías que atraviesan la Capital Federal. En las del ferrocarril San Martín habilitaron nuevos pasos a la altura de Soler, Dorrego y ampliaron el del Puente Pacífico. Por el lado del tren Urquiza, trabajaron en los pasos de Mosconi y Punta Arenas. En el Belgrano Norte, en el cruce de Sarmiento; mientras que en el Belgrano Sur lo hicieron en el paso de Bonorino. En tanto, eliminaron las barreras del Mitre a la altura de Monroe, Olazábal, Lacroze, Superí, Arias, Holmberg, Donado, Pacheco, Ceretti, Zamudio, Altolaguirre, Besares, Iberá, Manuela Pedraza, Crisólogo Larralde y Congreso.

La mayoría de estos cruces fueron resueltos con el tipo de túnel que se conoce como “sapito”: más cortos y angostos, que permiten el paso de autos y ambulancias pero no de colectivos ni camiones. No fueron trabajos simples: varias de esas obras estuvieron hasta un año paradas por reclamos judiciales de vecinos que se oponían a que se alterara el tránsito en sus barrios. Pero una vez que la Justicia porteña falló a favor del Ejecutivo, las obras se aceleraron.

Hay otras tres en marcha, todas de pasos bajo nivel importantes. El próximo a inaugurar será el de la avenida Congreso a la altura de las vías del ramal Bartolomé Mitre, que estaría listo antes de fin de año. Los otros dos serán los de las avenidas Beiró y San Martín, ambos bajo las vías del Urquiza.
Todos los túneles fueron realizados por el Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad a través de AUSA, la empresa estatal porteña que administra las autopistas. En el caso de Constituyentes, el paso bajo nivel tiene 400 metros de largo y dos carriles por mano, con una altura de 5,1 metros que permite que pasen colectivos y camiones. El proyecto incluyó la instalación de nueva iluminación LED. También instalaron una estación de bombeo para evitar que se inunde.

La obra en el paso vehicular de Constituyentes aún continúa porque están terminando los pasos peatonales, con escaleras y rampas para discapacitados, y las calles que pasarán por los costados del túnel. En tanto, se prevé construir nuevas veredas y agregar plantas y árboles, además de cámaras de seguridad.

Con la apertura de este túnel también se habilitó la circulación por la calle Cullen-J. L. Cabezón (cambia de nombre en Constituyentes), que estuvo cerrada por repavimentación. Y fueron modificadas las rutas de tres líneas de colectivos:

La 114, en sentido hacia Provincia, toma por Blanco Encalada, Ceretti, Monroe, Griveo, Zamudio y Carlos Antonio López hasta retomar su ruta habitual. La 127, también hacia el GBA, va por avenida Franklin D. Roosevelt, Ceretti, Cullen, Avenida de los Constituyentes y continua su camino. La 111 volvió a su recorrido original por Constituyentes

Comentarios

Ingresa tu comentario