Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Autorizan el ingreso de un medicamento a base de cannabis a la Argentina

Se autorizó el ingreso de un aceite cannábico, que representa la única cura para una niña de dos años que padece de Síndrome de West.

El ANMAT autorizó el ingreso de un aceite cannábico, que representa la única cura para una niña de dos años que padece de Síndrome de West, y que podrá continuar con su tratamiento de manera legal y transparente.

En noviembre del año pasado la familia llegó a un punto crítico cuando Josefina -una niña de dos años- no respondía a los anticonvulsivos ni a la dieta cetogénica que le habían administrado.

Sus ataques se repetían constantemente, su cuerpo temblaba y sus padres -Fernando y María Laura- temían por la vida de la pequeña. Hasta que una visita al Fleni cambió por completo su vida.

Según comentó la pareja a Tiempo Argentino, en el sanatorio se cruzaron con una madre venezolana que atravesaba el mismo problema y que les comentó acerca del cannabis como cura.

Allí comenzó la investigación a través de Internet hasta que dieron con el CBD a base de cannabinoides (los componentes de la planta de marihuana que no provocan efectos psicoactivos), que es utilizado en muchas partes del mundo efectivamente para enfermedades como epilepsia, esclerosis múltiples, esquizofrenias, entre otras.

Pero lo cierto es que, durante mucho tiempo, esta familia tuvo que esconderse en la ilegalidad para poder administrar el aceite que prácticamente salvó la vida de su hija y poder hacer un tratamiento. Hasta ahora.

Finalmente, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó la entrada legal del aceite de Cannabis Charlotte’s Web para que Josefina continúe con su exitoso tratamiento.

Dicho documento lleva la firma de la licenciada Adriana Garbini y fue enviado el viernes pasado a la Dirección General de Aduanas donde detalla que “no encuentra objeción” a que la partida “constituida por productos de uso compasivo” sea entregada a la madre de la nena.

De esta manera Josefina ve una luz en su enfermedad, que se vio en problemas “cuando el aceite se acabó”, según afirmaron los padres.

“No conseguimos cepas ni semillas, así que empezamos a cultivar dos plantitas que me enviaron los chicos de la revista THC. Las cultivé en el verano y otra familia amiga me dio materia prima para hacer el aceite casi sin información, ensayo y error. El resultado fue sorprendente: Josefina estuvo seis días sin crisis y fue maravilloso”, relató Laura.

Esto representa un hecho histórico para la medicina local, ya que el Estado autoriza su ingreso. Este aceite es comercializado en Colorado, Estados Unidos, bajo las leyes estatales locales y ahora por primera vez ingresa a la Argentina, donde muchas otras familias ven una luz de esperanza al igual que Jose.

Comentarios

Ingresa tu comentario