El aumento a los porteros tendrá un fuerte impacto en las expensas

El Ministerio de Trabajo finalmente homologó el acuerdo de paritarias que les da un importante aumento salarial a los encargados de edificios

(CABA) Las expensas que pagan los vecinos que viven en consorcios sufrirán en los próximos días un fuerte aumento. El Ministerio de Trabajo finalmente homologó el acuerdo de paritarias que les da un importante aumento salarial a los encargados de edificios. Y además, en noviembre se discutirá una segunda suba.

La Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (FATERyH), que conduce Víctor Santa María, también presidente del PJ porteño, logró un aumento en partes. Primero se cancelarán tres bonos no acumulativos pero retroactivos: $ 1.800 de marzo, $ 1.800 de abril y $ 2.000 de mayo. Es decir que en la próxima liquidación los consorcios deberán darles $ 5.600 de bolsillo a cada encargado.

El segundo tramo del aumento se aplicará a partir del sueldo de junio que se cobrará en julio: será un 25% hasta noviembre, fecha en la que se volvería a discutir otra suba, de acuerdo a cómo progrese la inflación.

A esto se le sumará un bono de fin de año que será del 20% del sueldo básico de convenio, a cobrar junto con la segunda cuota del aguinaldo. Es una conquista que lograron los encargados el año pasado, antes del cambio de gobierno nacional. Hasta entonces, se negociaban sumas fijas todos los años, pero a partir de diciembre último quedó establecido el porcentaje anual.

El problema es que estas subas se trasladan directamente a las expensas. Según el gremio, el impacto sería de entre el 8% y el 12%, según cada edificio.

Pero los consorcistas hacen un cálculo mucho más alto. “Los tres bonos suman casi un 50% del sueldo más básico, y luego encima hay que darles el 25%. El aumento es una barbaridad, ningún otro gremio consiguió algo así. La suba en las expensas será de entre el 20% y el 40%, porque también afecta a las cargas laborales. El costo del encargado ya es un 70% del total de gastos del consorcio. Las expensas aumentaron mucho, hay una alta morosidad y los edificios ya no pueden hacer reparaciones”, se quejó Samuel Knopoff, titular de la Federación de Consorcistas de Argentina (FEDECO). NT