Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Aumentarán seguros y patentes de autos por el impuestazo

Como se esperaba, el impuestazo no solo tuvo repercusiones en el precio de los automotores, el aumento se trasladó automáticamente a patentes y seguros. (CABA) El Gobierno difundió las nuevas tablas de valuación de automóviles y motos con el efecto del impuestazo en los modelos alcanzados, algunos de los cuales aumentaron al doble del precio anterior. Los valores son los que se usan para el cálculo de los aranceles de...

Como se esperaba, el impuestazo no solo tuvo repercusiones en el precio de los automotores, el aumento se trasladó automáticamente a patentes y seguros.

Citroën_C4_Exclusive_(II)_–_Frontansicht,_20._Juni_2012,_Wuppertal

(CABA) El Gobierno difundió las nuevas tablas de valuación de automóviles y motos con el efecto del impuestazo en los modelos alcanzados, algunos de los cuales aumentaron al doble del precio anterior.

Los valores son los que se usan para el cálculo de los aranceles de inscripción en el registro de la propiedad, el pago de las patentes y otros impuestos, y de los seguros, además de la valuación en el cálculo del impuesto a los bienes personales.

Por ahora la modificación más importante alcanzó sólo a los cero kilómetro y no a los de los años anteriores y sus transferencias en el mercado de usados.

Por ejemplo, un Audi A1 Sportback 1.4 T FSI Sune cuesta $ 265.200 si fue patentado en 2013 y $ 539.000 si es un cero kilómetro a patentar este año. Así, el alza de la recaudación que el Gobierno espera con la suba proviene mayoritariamente de los autos nuevos y el número de operaciones caerá mucho.

Al no actualizarse los valores de los patentados en años anteriores, serán los gobernadores los que no podrán recaudar por patentes. Es muy dudoso que en el costo de los seguros puedan mantenerse a salvo los que alcanzaron a patentar, por ejemplo, en diciembre último. Las compañías cubren el valor de reposición de una unidad. Sería raro que el valor de los usados no tendiera a aproximarse al de las unidades nuevas.

El costo de comprar un cero kilómetro aumentó mucho, aunque no se trate de los vehículos más caros alcanzados por el llamado “impuesto al lujo” ya que, por ejemplo, la ciudad de Buenos Aires aumentó del 1 al 3% del valor de la unidad el impuesto a los sellos por la operación. Además, hasta el 31 de diciembre último, para inscribir las unidades en el Registro Nacional, había que pagar el 1,2% del valor. Ahora hay que abonar el 1,5%, pero para los importados la tasa es del 2%. La sobretasa para extranjeros incluye a los fabricados en el Mercosur, lo que significa que comprende a las unidades más vendidas y baratas, además de los de lujo provenientes de Europa.

Los mayores saltos se producen en los automóviles que estaban en el límite. El impuestazo gravó con 30% adicional a los automóviles con valores de $ 170.000 antes de la aplicación de los demás tributos, es decir, unidades que se vendían a alrededor de 230.000 pesos al público. Los que tienen un precio de más de 210.000 pesos antes de los tributos fueron gravados con el 50%. Por la forma en que se aplica ese tributo, el precio final se termina duplicando.

Un caso que puede resultar asombroso es el de una Ferrari que entre 2013 y este año tiene un incremento de más de dos millones de pesos, debido casi todo a tributos. Y el precio de 2013 ya estaba en alrededor de 50% formado por tributos. De modo tal que los modelos alcanzados por la carga máxima pueden tener más impuestos que los cigarrillos, cuyo precio además el Gobierno mantiene congelado.

Pero el mercado de los autos más caros es diminuto. En todo 2013, con más de 950.000 unidades vendidas, sólo se patentaron cinco Ferrari.

El mayor impacto está en las unidades que están en el límite inferior del tributo, que se habían vendido más y que en cuestión de días se encarecieron muchísimo. Las unidades llamadas “de lujo” son un porcentaje menor en el número de patentamientos y no llegan al 3% del total.

También nacionales

Tampoco es cierto que alcance sólo a unidades importadas. La Toyota Hilux SW4 SRV 3.0TDI AVT con tapizados de cuero está valuada en 699.800 pesos si es cero kilómetro y en 419.500 si es 2013. Es un vehículo que se fabrica en el país y se exporta.

Las motocicletas alcanzadas también sufren el impacto de la medida: la Harley Davidson Fat Boy, valuada en 174.600 pesos en 2013, pasó a $ 286.700. Se trata de la marca de motos preferida por el vicepresidente Amado Boudou.
Que no se haya actualizado el parque existente de modelos alcanzados en función del valor de los nuevos alivia en algo a los que compraron en años anteriores.

Pero como los costos de transferencia también aumentaron, al subir la alícuota, hay un encarecimiento. Y se alcanza a los modelos más populares, ya que el salto se extiende también a los usados y cientos de miles de unidades vendidas en los últimos años son brasileñas, como el Volskwagen Gol, que por años ha liderado los rankings.

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario