Buenos Aires, 17/08/2017, edición Nº 2076

Aumentan los problemas por los antiguos adoquines

Luego de la polémica por la quita de adoquines en distintos puntos de la ciudad, el Gobierno porteño planeaba pavimentar sobre los adoquines de la calle Nicaragua, entre Armenia y Aráoz, pero los vecinos firmaron un petitorio para oponerse. Ahora, una jueza consideró que la obra podría afectar el patrimonio cultural de la ciudad. (Ciudad de Buenos Aires) La jueza porteña Cecilia Mólica Lourido ordenó al gobierno porteño que no...

Luego de la polémica por la quita de adoquines en distintos puntos de la ciudad, el Gobierno porteño planeaba pavimentar sobre los adoquines de la calle Nicaragua, entre Armenia y Aráoz, pero los vecinos firmaron un petitorio para oponerse. Ahora, una jueza consideró que la obra podría afectar el patrimonio cultural de la ciudad.

images (1)

(Ciudad de Buenos Aires) La jueza porteña Cecilia Mólica Lourido ordenó al gobierno porteño que no retire el adoquinado de la calle Nicaragua, entre Armenia y Aráoz, en el barrio de Palermo, después de que 474 vecinos firmaran un petitorio y la Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires interpusiera un amparo, por considerar que puede afectar el patrimonio arquitectónico y cultural.

Mólica Lourido consideró que se encuentra en juego la preservación del patrimonio cultural y que, de ejecutarse la acción del gobierno porteño, podría provocar “graves e irreparables daños”, por lo que se extendió una medida precautelar que suspende la extracción del adoquinado.

En tanto, la disposición estará vigente “hasta que el gobierno porteño presente la documentación administrativa correspondiente para estudiar debidamente la situación”, informó al Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires, que presentó el recurso.

“No me permiten alegar, con lo cual, para no obstruir el proceso, designamos un defensor de primera instancia. Esta decisión es ilegítima porque si estoy facultado para designar un defensor, estoy capacitado para interponer yo mismo la medida, más teniendo en cuenta la gravedad del asunto por el que somos convocados por distintos senadores como Daniel Filmus, Samuel Cabanchik y María Eugenia Estenssoro. Ellos pidieron que se habilitara urgentemente un medio para proteger el patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad”, argumentó el defensor general Mario Kestelboim, responsable del amparo. Desde entonces comenzó a funcionar la Unidad Especial Temática de Defensa del Patrimonio Histórico.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario