Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Aumentan las personas en situación de calle en la Ciudad y la asistencia no llega para todos

Varias ONG ya relevan las calles porteñas para saber cuántos son y cómo viven. El drama de no tener techo cuando el frío aprieta.

(CABA) La recova de la avenida Pueyrredón, frente a la Plaza Once, se llenó de rejas por un arreglo en la vereda. Los hombres, las mujeres, las familias que forman las ranchadas que paran por allí, estas noches se han tenido que acomodar y repartir en las distintas celdas. Parecen presos. Tamara es una de ellos. Tiene el cuerpo y la apariencia de una chica de 20 años, pero su mirada, sus gestos, sus palabras perdieron la edad. Está asustada y angustiada. Tiene un bebé que no cumplió tres meses. Le da la teta, lo mira y dice que es lo único que tiene en la vida. Hace frío.

Cuando Tamara llama al 108 nadie le responde, dice. O sí, que ya van, “pero nadie aparece”. “El 108 es la línea de asistencia social que brinda ayuda inmediata a las personas que se encuentran en situaciones de emergencia social. Así, más de 700 trabajadores y profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y operadores sociales) recorren la Ciudad las 24 horas todos los días, atendiendo, orientando y acercando a las personas y familias en situación de calle todos los recursos con los que cuenta el Ministerio de Desarrollo Social”, dice el sitio del gobierno porteño.

Tamara hace una mueca. Asegura que “ni loca” se mete en alguno de los paradores (en total hay 1.400 camas) del gobierno porque tiene miedo de que le roben a su bebé.

Desde el lunes, 500 voluntarios de 50 instituciones y organizaciones sociales realizan el primer censo popular de la Ciudad. Las ONG aseguran que miles de personas se encuentran en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Y que si bien todos los años el gobierno porteño realiza un conteo, “es superficial” porque sólo releva algunos barrios y no incluye a todas las personas que están en riesgo de calle: quienes están alojados en instituciones de manera transitoria, quienes están en hoteles bajo subsidios y amparos, quienes están notificados o con resolución de desalojo, quienes duermen en estructuras temporales o asentamientos.

Para las organizaciones sociales, todas esas personas en situación de calle o en riesgo de estarlo suman alrededor de 25.000. Desde el gobierno de la Ciudad contabilizaron 876 personas en situación de calle efectiva en 2016 y ahora corroboraron que la cifra creció a cerca de mil.

Martes 8 de mayo, 20.30 horas, 13 grados. Mónica, referente de Amigos en el Camino les explica a los voluntarios que se acercaron a Humahuaca al 3500 que ellos -estudiantes universitarios, empleados, vecinos- relevarán algunas calles de Balvanera. Se reparten veredas, medialunas, alfajores, termos y cuestionarios para hablar con la gente. Se ponen Off y la pechera violeta que dice “censo popular de personas en situación de calle #aminomecontaron #lacallenoesunlugarparavivir”.

Un rato después, a Roberto, 55 años, dos hijos, un dedo cortado, un ojo que no ve, tres años y medio de calle, se entusiasma contando su historia. Con los mates calientes y un abrazo, la gente se entusiasma. Habla, cuenta, se emociona.

Hay muchísimas personas en la calle, y mucha población en riesgo de estarlo. A ellos directamente ni los tienen en cuenta: son personas que están internadas y no salen del hospital porque no tienen dónde ir, o en casas tomadas, o por ser desalojados. Hoy no están en la calle pero mañana, sí”, explica a Clarín Jorgelina Di Iorio, de la Asamblea Popular Plaza Dorrego, de San Telmo.

“El crecimiento es exponencial. En vez de ayudarlos los ocultan, los corren de lugar, los reprimen”, dice Claudia Enrich, de la ONG Ciudad Sin Techo. Y habla de estas personas, que ya no son aquellos linyeras: “Son familias enteras, son hombres y mujeres que no pudieron pagar más sus alquileres”.

Rafael Hernández, de Barrios de Pie, critica el censo 2016 del gobierno: “Dice que hay 876 personas en la calle. Es indignante. Nosotros estimamos que hay más, porque en épocas de ajuste no hay ni changas”.

La ministra de Desarrollo Humano, Guadalupe Tagliaferri, y Maximiliano Corach, al frente del programa Buenos Aires Presente, contaron a Clarín que el gobierno porteño hizo un relevamiento en la noche del 11 de abril. Salieron con 47 móviles y estiman que, si bien la información no está procesada aún, hay alrededor de 1.000 personas en situación de calle en la Ciudad. En ese censo, aclaró, no se tomaron en cuenta las personas que están en riesgo de estar en la calle “porque para esas personas tenemos otras políticas públicas”, aseguró Tagliaferri.

La ley 3.706, de 2010 habla de “un relevamiento anual de las personas en situación de calle o en riesgo de situación de calle”.

En cuanto a los subsidios que reciben estas personas, las familias aseguran que les piden 7.500 pesos por mes en un hotel y hay quienes reciben 2.500: “Hay subsidios máximos de 4.000 pesos”, dijo Corach. No se refirió a los mínimos, y aclaró que los montos los estiman los trabajadores sociales, aunque las tarifas las establecen los dueños de los hoteles. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario