Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Así secuestraban a Gonzalo Gamarra, ex pareja de Nazarena Vélez

El hecho ocurrió en la zona de Castelar, partido de Morón. ¡Mirá el video del momento del secuestro!

(PBA) Gonzalo Gamarra, ex pareja de Nazarena Vélez, fue secuestrado ayer en la zona de Castelar, partido de Morón, según confirmaron a Infobae altas fuentes alrededor del caso. Su familia tuvo que pagar 30 mil dólares para que Gamarra recuperara su libertad.

El hecho ocurrió en la calle Pompeya al 2400, entre Casares y Rodríguez Peña, a tres cuadras de la estación de trenes local, cuando dos hombres abordaron su Audi A5 blanco segundos después de que Gamarra estacionara, una clara marca de espera y de inteligencia.

Mientras tanto, otro auto negro, el vehículo de apoyo de los secuestradores, le cortaba el paso. La escena fue registrada por una cámara de seguridad: el video se viralizó rápidamente a través de Whatsapp, sin incluir la identidad de Gamarra. Sus captores le hicieron desconectar de inmediato la función de rastreo de su iPhone. Fuentes policiales aseguran que la primera persona a la que contactó Gamarra fue su abuela, que lo escuchó quebrado en llanto del otro lado de la línea. Su madre habría sido quien pagó el rescate.

La ex pareja de Vélez recuperó su libertad pocas horas después sobre la autopista Oeste: sus secuestradores lo golpearon e insultaron en el trayecto mientras negociaban el rescate con su familia. Fuentes cerca de la víctima hablan de algo peor: dos costillas rotas y su mandibula también. Así, Gamarra terminó en shock, contenido por psicólogos de la Policía Bonaerense.

El caso está siendo investigado por la Fiscalía Federal N° 1 de Morón a cargo del doctor Sebastián Basso, uno de los fiscales más acostumbrados a investigar secuestros extorsivos y lograr condenas a captores, con intervención de la DDI de Morón. El fiscal espera recibir la declaración testimonial de Gamarra luego de que el hombre se estabilice, probablemente mañana. En todo caso, Gamarra se convirtió en parte de una estadística y de un patrón repetido.

La UFESE, la unidad de la Procuración especializada en secuestros extorsivos dirigida por el fiscal Santiago Marquevich, elevó sus estadísticas sobre los 115 casos denunciados en el país entre junio y diciembre pasado.

El 80% de los casos investigados terminaron en un pago de rescate. El 41% de los hechos apenas duraron entre una y dos horas, mientras que otro 33% del total se extendió unas cuatro horas. El 84% de los secuestros fueron cometidos por equipos de menos de tres delincuentes.

En el 95% de los casos las víctimas no van a un piso, una casa para ocultarlos: toda la secuencia ocurre en sus autos o en el vehículo de los secuestradores. La negociación es hecha desde el celular mismo de la víctima. Y los autos de alta gama son el imán que los llama: la UFESE determinó que 39% de los secuestrados en el segundo semestre del año pasado manejaba un vehículo con un precio mayor de 350 mil pesos, un factor clave para ser seleccionados al voleo, frenados y encañonados.

La fiscalía de Basso es la segunda con más expedientes en todo el país: tuvo 20 en total en el período.

MG

FUENTE: INFOBAE

Comentarios

Ingresa tu comentario