Así funciona el primer smart city center de Latinoamérica, en Puerto Madero

Así funciona el primer smart city center de Latinoamérica, en Puerto Madero

(CABA) El tránsito en la ciudad, la situación climática, las denuncias de violencia doméstica y las mediciones climáticas. Todo esa información y mucho más puede verse condensada en los distintos monitores que se encuentran en el primer Smart City center de América Latina.

Se trata de una oficina de 200 metros cuadrados, ubicada en Puerto Madero, donde el grupo TNG montó un centro de control y operaciones modelo “para mostrarles, de manera concreta y específica, a quienes gobiernan y toman decisiones cómo estas tecnologías pueden resolver los problemas que tienen a diario”, destacó Lucas Lanza, director de SmartCity Argentina, en diálogo con Infobae.

“El objetivo es implementar y desarrollar tecnologías innovadoras y sofisticadas para gobiernos y ciudades inteligentes”, explicó Alejandro Trasmonte, presidente del grupo TNG.

En todo el mundo avanza con fuerza la idea de ciudades inteligentes. Esto se materializa a través de diferentes sensores o cámaras ubicadas en distintos espacios que permiten recopilar información en tiempo real. Esta monitorización permite que las distintas instancias del gobierno actúen en función de esos datos. Y también ayuda a que los ciudadanos encuentren un canal de comunicación más directo con las distintas entidades gubernamentales para, por ejemplo, hacer sus denuncias y trámites de manera más sencilla y efectiva.

Un claro ejemplo son los sensores que se encuentran en distintos puntos de la ciudad y que detectan si en determinado punto hay un automóvil estacionado o no. Esta información la recibe el ciudadano que se haya bajado la app correspondiente a su celular y así puede saber si es posible estacionar en esa cuadra.

A su vez, esa información es recibida en un centro de control que puede evaluar si el vehículo en cuestión está infracción o no y, por lo tanta, si corresponde hacerle una multa.

Las cámaras de vigilancia en las distintas calles también sirven para saber exactamente quienes estaban pasando en tal punto en un momento específico. En caso de que haya algún accidente o un asesinato, esa información puede resultar crucial para la justicia.

Pero además es posible visualizar en un mapa, en tiempo real, los sitios donde se accionó un botón de pánico o donde se generó una denuncia por violencia de género a través de una aplicación. Esto facilitaría que las fuerzas tomen acciones concretas, se acerquen hasta el lugar y, por ejemplo, detengan al agresor.

El trabajo de prevención que permite este tipo de tecnologías es clave. Estas innovaciones podrían ayudar a anticipar crecidas de río, sudestadas o tormentas fuertes. Al eliminar el factor sorpresa es posible idear acciones que contribuyan a salvar vidas y prevenir daños económicos.

“La Ciudad de La Plata sufrió una situación muy especial, con la inundación, que generó no solo muchas muertes sino un problema político muy grave y esto estuvo asociado a una descoordinación de las fuerzas, que de haber tenido todos los reportes, la información en tiempo real, la reacción podría haber sido otra”, subrayó Lanza.

Tigre, Lomas de Zamora, Bahía Blanca, General Villegas, La Matanza, Almirante Brown, Pergamino, Bolívar, Tandil, Guaymallén, la provincia de Río Negro y próximamente Pilar, son algunos de los sitios donde se implementan diferentes soluciones tecnológicas.

“Este tipo de tecnologías sirve para todo tipo de ciudades y distritos. No importa el tamaño que tengan”, concluyó Lanza.

S.C.