Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Aseguran que el yogur se ha impuesto en la mayoría de las compras familiares

Afirman que 9 de cada 10 hogares en un año compran al menos una vez esta variedad de lácteo

(CABA) Si un argentino abre una heladera cualquiera tiene grandes posibilidades de encontrar algún tipo de yogur. Según datos de la consultora Kantar Worldpanel, el consumo per cápita de yogur en el país es de seis litros. Los números incluyen todos los que se abren dentro de un hogar y excluye al de uso industrial o comercial. Además, también deja fuera de la cuenta las leches cultivadas.

Los yogures se han impuesto en la mayoría de las compras familiares hasta el punto que 9 de cada 10 hogares en un año compran al menos una vez esta variedad de lácteos. Los hogares toman de las góndolas algún tipo de yogur 16 veces al año, lo que da un promedio de una compra cada 23 días. Está frecuencia es similar a la de los productos tomatados y la yerba mate, por poner dos ejemplos. En cada acto de compra se llevan alrededor de 1,34 litros.

Los consumidores locales tienen una característica. Si bien las versiones descremadas ganan terreno, en el 47% de los refrigeradores de la Argentina conviven las dos versiones, entera y bajas calorías. Ahora bien, si se miran los hogares que eligen uno solo, la variedad entera es la preferida.

Danone, que compró la división yogures a La Serenísima, y SanCor, que acaba de vender esa división a la aceitera Vicentín, son los principales jugadores del sector. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario