Aseguran que los celulares podrán saber que quiere el usuario

Aseguran que los celulares podrán saber que quiere el usuario

(CABA) Aunque el de las tecnologías digitales es un ámbito propenso a los volantazos sorpresivos, a partir de informes, prototipos y tecnologías en desarrollo ya se puede vislumbrar cómo será el smartphone de 2020. Al parecer, en menos de cuatro años habrá celulares que contarán con aplicaciones capaces de anticipar las necesidades del usuario, sensores más sofisticados, imágenes holográficas, pantallas flexibles, módulos encastrables y nuevos sistemas de recarga inalámbricos.

Durante una reciente charla con periodistas que se llevó a cabo en Shanghái, China, Kevin Ho, responsable a nivel global de los teléfonos de la marca Huawei, dijo que el desafío para los próximos años es el desarrollo de más sensores, más pequeños, capaces de integrarse al teléfono y medir aún más parámetros que en la actualidad.

Los celulares hoy saben mucho de sus usuarios (a qué hora se levantan, por dónde se mueven, qué tipo de fotos sacan) y que lo que viene es el desarrollo de aplicaciones más inteligentes que, con toda esta información, podrían ser capaces de entender al usuario. “El smartphone podrá saber qué está pensando el usuario y qué quiere hacer”, dijo Ho.

Por su parte, según hizo saber desde un blog oficial, la empresa Motorola cree que el futuro inmediato del smartphone está en los sistemas modulares que permiten personalizar el teléfono mediante el encastre de piezas con funciones específicas. De hecho, sus equipos de la línea Moto Z admiten la inserción de parlantes de alta fidelidad o de un proyector en miniatura. Si bien Google decidió abandonar su proyecto de celular modular conocido como Ara, Motorola no está sola en su apuesta por los “celulares rasti”. LG lanzó a principios de año el G5, al que se le puede retirar la base para reemplazarla por diferentes módulos.

Ante la consulta de este diario, Pedro Mateo Leal, de LG Electronics Argentina, señaló que, además de lo modular, la realidad virtual, la realidad aumentada y las pantallas plegables o enrollables podrían estar en próximos modelos de celulares.

Otra tecnología ya en camino es la de las imágenes holográficas. Basándose en nanotecnología, la firma Leia 3D logró que los contenidos “salgan” de la pantalla y floten frente al teléfono. Según aseguran desde la compañía, estas imágenes se pueden manipular como si fueran reales. “En un futuro próximo también proporcionaremos una respuesta táctil en el aire para que se pueda sentir y tocar el contenido virtual fuera de la pantalla”, prometen desde Leia 3D. NT