Aseguran que el “telo” está muriendo

Aseguran que el “telo” está muriendo

(CABA) “El telo se transformó en algo parecido a ir a comer afuera. Es un gusto que te podés dar muy de vez en cuando. O es un fin de semana distinto y programado. Lo que cambió es que pagan mucho las mujeres.” asegura Federico Berdullas, dueño de un albergue transitorio.

Según Berdullas, los albergues transitorios tuvieron su pico máximo en los años ’60. “Los años sesenta son importantes para el rubro lujurioso, gracias a una reglamentación que permitía construir albergues transitorios, algo que ahora  está prohibido. Hasta entonces, los telos funcionaban en pensiones y casas chorizo. Los jueves era el día que las mucamas tenían franco y en este país se cogía mucho”.

Ahora el negocio está en decadencia y la frecuencia de clientes disminuyó. “¿En qué época se cogió menos? Si nos dejamos llevar por las estadísticas de gente que va a los albergues transitorios, ahora, hoy.” afirma. NT