Aseguran que Boedo es el barrio porteño con menos espacio verde por...

Aseguran que Boedo es el barrio porteño con menos espacio verde por habitante

(CABA) Las más de 500 cuadras contenidas por las avenidas Independencia, La Plata, Caseros y la calle Sánchez de Loria cargan décadas de historia sobre sus baldosas. Integran el barrio de Boedo, cuna de arrabales, mitines políticos, tertulias literarias y redobles murgueros, y hoy, una visita obligada para cualquier turista con ganas de “tomarle el pulso” a la Ciudad. Pero si hay algo de lo que no puede hacer alarde es de sus espacios verdes, porque en este punto, aunque también se destaca, el récord es tristemente célebre: Boedo tiene una sola plaza para todo el barrio, y gran parte de su extensión es de cemento.

“Lo que pasa acá es un reflejo del problema de la Ciudad, no llegamos a los 0,5 metros cuadrados de espacio verde por habitante. Contamos únicamente con la plaza Mariano Boedo que fue construida gracias a la lucha de los vecinos”, resume Patricia Roselló, secretaria de la Asociación Civil Cultural Ambiental Todos por la Plaza de Boedo. Se refiere al predio comprendido entre las calles Carlos Calvo, Sánchez de Loria y Estados Unidos, que fue creado en 2011 luego de una puja entre privados y el Gobierno de la Ciudad, y que transformó lo que supo ser una estación de tranvías primero y una terminal de colectivos después, en el único pulmón verde de la zona. Para ser precisos, las últimas cifras indican que en el barrio existen 0,2 metros cuadrados verdes por habitante, muy por debajo de los 5,9 promedio con que cuenta la Ciudad, y todavía más relegado si se compara con el mínimo recomendado por ONU-Hábitat, que es de 10 metros cuadrados por habitante. Este organismo también elaboró un ranking en el que están incluidas ciudades como México DF, San Pablo y Santiago de Chile, y en el que Buenos Aires quedó penúltima: sólo Lima está detrás, con dos metros cuadrados.

En Buenos Aires, las comunas con mayor cantidad de espacio verde son la 1, que incluye a Puerto Madero y la Reserva Ecológica, 14, en Palermo, con el Parque 3 de Febrero, y 8, Lugano y Soldati, donde está el Parque Indoamericano.

“Hay un pequeño predio en la bajada de la autopista, sobre la calle Constitución, pero está muy abandonado y por la circulación de autos se vuelve peligroso para los chicos. También está el espacio recuperado por la organización vecinal Avefa, pero no es mucho”, enumera Lázaro Mamani, presidente de Todos por la Plaza de Boedo, dando cuenta de los limitados recursos. La carencia también influye en el devenir social de Boedo, ya que todos los encuentros, muestras y actividades recreativas y culturales promovidas por los vecinos tienen como sede a la única plaza. “En Urquiza y Belgrano hay un predio donde está la policía federal, lo usan como planta de abastecimiento de combustible, y quizás todo ese lugar podría ser reutilizado como un espacio verde”, sugiere Patricia, casi casi como un deseo en voz alta. NT