Asaltaron a una fiscal de Morón y a su hijo en una entradera en Castelar

La mujer llegaba a su casa cuando fue sorprendida por tres ladrones. Le robaron dinero, joyas y se llevaron su auto de alta gama.

(PBA) Al menos tres delincuentes asaltaron a una fiscal del Departamento Judicial Morón cuando llegaba a su casa de Castelar, amenazaron con dispararle a ella y a su hijo adolescente y escaparon poco después con dinero en efectivo, artículos de electrónica y su auto de alta gama.

El hecho, que trascendió durante las últimas horas, ocurrió el martes pasado, cuando una de los agentes fiscales de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Morón, Ana Daniela Barrozo, estacionaba su auto Audi A1 en la puerta de su vivienda, situada en Pedro Goyena al 1600, en Castelar Norte, partido de Morón.

Según relataron los voceros consultados, mientras se acercaba a la puerta de la casa, tres ladrones armados bajaron rápidamente de otro auto estacionado en la zona, la interceptaron y la amenazaron con dispararle.

Una vez en el interior de la vivienda, los delincuentes redujeron también al hijo de 16 años de la fiscal y comenzaron a exigirles que les entregaran todos los elementos de valor que hubiera en el lugar.

De acuerdo con el relato de los informantes, aunque no golpearon a ninguna de las víctimas, la situación fue muy violenta e incluso amenazaron a la mujer con llevarse a su hijo secuestrado.

Finalmente, y a los pocos minutos de haber ingresado, la banda abandonó el lugar y escapó con 1.000 dólares, un televisor LED, una consola de videojuegos Playstation 4 y las llaves del Audi A1 de Barrozo.

La fiscal se comunicó con el servicio de alerta 911 para relatar lo ocurrido y luego se presentaron en la vivienda los efectivos de la comisaría 7ma. de Morón, quienes pusieron en marcha un operativo rastrillaje en los alrededores, aunque no obtuvieron resultados.

El vehículo de Barrozo fue hallado abandonado luego en cercanías del cementerio de Morón y fue puesto a disposición de peritos de la Policía Científica que buscarían rastros y huellas útiles para la investigación.

La causa, caratulada como robo y robo automotor, quedó a cargo del fiscal en turno de Morón Fernando Cappello, perteneciente a la misma UFI en la que Barrozo cumple funciones.

S.C.