Buenos Aires, 19/12/2017, edición Nº 1861

Asaltaron a la jueza María Servini en la puerta de su casa de Palermo

Le abrieron la camioneta que estaba estacionada frente al edificio. La magistrada consideró el robo "extraño" y ejecutado de manera "demasiado profesional".

(CABA) La jueza federal, María Servini, fue asaltada en la puerta de su casa del barrio porteño de Palermo, donde ladrones le abrieron la camioneta que estaba estacionada frente al edificio y se llevaron pertenencias de gran valor. La magistrada consideró el robo “extraño” y ejecutado de manera “demasiado profesional”.

Todo ocurrió el sábado pasado hacia las 14 en inmediaciones del shopping Alto Palermo después de llegar a su domicilio. En la denuncia, elevada ante la comisaría 21, Servini contó que estacionó el vehículo y bajó a comer, pensando que no la iban robar en ese lugar y a esa hora. Tal fue su confianza que incluso dejó varios elementos personales en el piso de la parte trasera y en el baúl.

Según relató ante la Policía, dejó obsequios que había recibido recientemente por el Día de la Madre como zapatos, ropa, un GPS y algunos elementos electrónicos. De acuerdo con sus cálculos, esos elementos tienen un valor de por lo menos 25 mil pesos.

Pero más allá del hecho en sí mismo, la jueza opinó acerca del robo y en diálogo con la agencia DyN, sostuvo que le pareció “extraño” y apuntó contra el personal policial asignado para su seguridad. Exactamente, dijo que “la custodia brilló por su ausencia” y reveló varios detalles que le resultaron llamativos.

Remarcó que la camioneta tiene un cierre centralizado automático con la llave, con lo cual debieron abrirla de la misma manera y sin que sonara la alarma. También contó que tiene vidrios polarizados y que la cantidad de elementos que sustrajeron debieron haberla pasado a otro auto para poder llevarla.

Me extraña mucho realmente. La custodia no estaba. A las cuatro y media me dijo que estaba pero mentira. Al tipo antes no lo había visto”, relató Servini. En ese sentido, afirmó que el asalto fue “muy, demasiado profesional”. También negó que haya tenido en la camioneta carpetas con causas importantes, ya que -aclaró- no saca los expedientes de su juzgado.

La jueza finalmente dijo que se contactó con el jefe de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro. Y reclamó que “busquen y encuentren” a los ladrones. NR


Fuente consultada: infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario