Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Arquitectura: el 15% de las oficinas de la ciudad son sustentables

En el mercado, el precio promedio de alquiler de estos edificios es de 25,5 dólares por metro cuadrado, indicó Colliers. Y el costo de la construcción ronda un 15% más que el de una obra tradicional.

(CABA) La construcción sustentable avanza a paso consolidado en la ciudad de Buenos Aires. Aunque al momento hay sólo una veintena de edificios con una certificación que avala la arquitectura verde o bioclimática, la tendencia se ha afianzado en los nuevos desarrollos.

Si se consideran los inmuebles de oficinas, un 15% pueden ser considerados sustentables. Mientras que entre los inmuebles en construcción, el porcentaje alcanza el 57%. Estas cifras fueron aportadas por la consultora internacional Colliers, que realiza estudios periódicamente sobre el avance de este tipo de arquitectura.

“Es una tendencia consolidada. Venimos haciendo el informe hace años y aparecen nuevos proyectos. Es una demanda de compañías internacionales y van a aparecer cada vez más proyectos en Buenos Aires. Del total de los edificios nuevos en construcción, las zonas que más metros van a absorber son Catalinas, el norte de la Capital y Puerto Madero”, indicó Guido Mosin, de la consultora de retail internacional, que explicó que el reporte evalúa la eficiencia energética así como el cuidado del ambiente laboral.

En el mercado, el precio promedio de alquiler de estos edificios es de 25,5 dólares por metro cuadrado, indicó Colliers. Y el costo de la construcción ronda un 15% más que el de una obra tradicional.

Los edificios construidos con un diseño sustentable o bioclimático pueden o no certificar internacionalmente sus instalaciones. Uno de esos sellos es el LEED (Leadership in Energy & Environmental Design, es decir, Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental).

Carlos Grinberg, del Argentina Green Building Council, detalló que hay unos 20 edificios que han conseguido la certificación. En su mayoría se trata de oficinas, comercios y algunos de vivienda.

“Hay que tener en cuenta que existen varios edificios en construcción que todavía no están certificados. La certificación se consigue seis meses después de que se está terminando la obra”, indicó. Y agregó que hay al menos otros 20 edificios que persiguen la calificación de sustentabilidad.

Para conseguir la certificación es necesario contar con enfoque integral tanto desde el diseño como en la construcción, en el cual se establecen los objetivos de sustentabilidad en conjunto con el cliente. Para ello se realiza un trabajo por parte de todos los integrantes del equipo, desde el estudio de arquitectura, los asesores LEED, los asesores termomecánicos, eléctricos, entre otros. Durante la etapa de diseño y de construcción se deberán documentar procesos y contar con documentación respaldatoria de todas las medidas adoptadas.

El primer edificio que logró una certificación LEED en la Argentina fue Barrancas de Lezama, una de las sedes del banco HSBC. Luego siguieron, también logrando el nivel oro, el local de Mc Donald’s en Las Palmas del Pilar y las oficinas de Google en Puerto Madero.

Entre los hospitales se destaca la construcción del Sanatorio Finochietto, un edificio inteligente con una in­fraestructura ecosustentable única en el país basada en el uso eficiente de la energía, en aspectos como la climatización y la iluminación artificial.

El centro posee un sistema de reutilización de pluviales en el circuito de aguas grises y pro­mueve el uso de materiales de bajo impacto capaces de re­ducir los contaminantes peli­grosos. “Es una obra bisagra en lo que hace a arquitectura e ingeniería hospitalaria, tanto por el uso responsable de los recursos como por la disminu­ción del impacto ambiental”, indicó Manuel Álvarez, direc­tor general del sanatorio.

Sin embargo, los expertos, como Pablo Wisznienski, urbanista y planificador urbano regional director del Instituto de Estudios Ambientales de la UCES, creen que es posible, como en Europa, la “rehabilitación” de las construcciones existentes.

“En el mundo hay 115 edificios certificados como sustentables. La mayoría está en México y en América Central. Pero eso no impide que se pueda rehabilitar lo que está construido. Desde las cañerías hasta las edificaciones, teniendo en cuenta también los escenarios de cambio climático. En la ciudad, como sucedió en Europa, esta política puede impactar positivamente en la economía y generar empleos”, indicó a LA NACION.

Juan Alberto Distéfano, director de Sermax SA, empresa de mantenimiento integral de edificios corporativos, reconoce que hay construcciones que empiezan a incorporar distintos elementos. “Tener en cuenta las instalaciones más importantes que tiene un edificio, como aire acondicionado e iluminación, es fundamental ya que representan alrededor del 60% de inversión en un edificio”, explicó. Y detalló que las instalaciones que más éxito tienen son la migración a LED de la tecnología lumínica y el recambio de los aires acondicionados. Distéfano también mencionó la incorporación de terrazas verdes, como aislantes y los tanques recuperadores de agua de lluvia..

Comentarios

Ingresa tu comentario