Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Anularon la condena a ocho años de prisión a un “punga”

La Cámara Federal de Casación Penal anuló la condena a un asaltante que, junto a dos cómplices que fugaron, le robó una cadenita de oro a una mujer en la zona del Obelisco, al considerar que la sanción era demasiado alta y no guardaba proporción con el hecho. (CABA) Fuentes judiciales indicaron esta mañana que la sala primera anuló la condena impuesta a Pablo Andrés Giménez Salazar “como coautor del...

La Cámara Federal de Casación Penal anuló la condena a un asaltante que, junto a dos cómplices que fugaron, le robó una cadenita de oro a una mujer en la zona del Obelisco, al considerar que la sanción era demasiado alta y no guardaba proporción con el hecho.

pungas

(CABA) Fuentes judiciales indicaron esta mañana que la sala primera anuló la condena impuesta a Pablo Andrés Giménez Salazar “como coautor del delito de robo calificado por haber sido cometido con armas” y ordenó al Tribunal Oral en lo Criminal 16 que “fije una nueva pena de acuerdo a las pautas indicadas”.
“Es el reproche de culpabilidad por el hecho lo que permite juzgar la proporcionalidad de la pena, ésta no se juzga frente al resto de los bienes jurídicos, sino frente al hecho y a la culpabilidad de su autor”, sostuvo el camarista Luis María Cabral en un voto al que adhirieron sus colegas Ana María Figueroa y Raúl Madueño.
Los magistrados concluyeron que “corresponde anular la pena impuesta, equivalente al mínimo del homicidio, por la sustracción de una pulsera y una cadena –recuperada a los pocos minutos- si el ejercicio de violencia con las armas no provocó lesiones a la integridad física de las víctimas y tampoco fue secuestrada el `arma de fuego`”.
Los hechos juzgados ocurrieron el 24 de enero de 2012, cerca de las 8.50, cuando Giménez Salazar “actuando de consuno con otros dos sujetos que lograron huir y esgrimiendo una navaja, interceptó en la esquina de las avenidas Carlos Pellegrini y Corrientes de esta ciudad, a Alejandra Noemí Ramos y a Enrique Juan Pablo Mosquera”.
Según determinaron los investigadores, los asaltantes amenazaron a sus víctimas y les robaron una cadenita y una medalla de oro que llevaba colgada del cuello la mujer, y una pulsera de metal que portaba el hombre.
Ante esa situación, el hombre asaltado se resistió a los golpes y logró retener a uno de los asaltantes, a quien finalmente entregó a la policía.
Los policías que llegaron al lugar recuperaron los objetos que habían sido robados a las víctimas.

Comentarios

Ingresa tu comentario