Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Annalisa hot: “No quiero ser la trolita de la UCA”

Enterate todo acá

Alejada de la universidad, Annalisa Santi, la joven italiana que fue furor en las redes sociales confesó que quiere dedicarse al modelaje.

anasanti5

(CABA) Annalisa Santi, la estudiante de Derecho de la Universidad Católica Argentina, que se convirtió en el centro de todas las noticias meses atrás por el furor que causó su video en las redes sociales, contó que quiere iniciar una carrera en las pasarelas.

“Estuve reflexionando mucho sobre qué es lo que me gusta a mí. Desde chica soñaba con ser modelo, me volvía loca posar, le robaba la ropa a mi mamá y jugaba a ser una supermodelo”, recordó en una entrevista que le concedió a minutouno.com.

La joven de 22 años admitió que le “gustaría entrar a una agencia, pero todo por derecha” pero aclaró que no le gusta “el gaterío”. Este domingo, se puso en campaña a través de su cuenta oficial de Facebook para conseguir marcas de ropa que quieran contratarla.

“No tengo perfil mediático. Privaticé todas mis cuentas, agarré y bloqueé a todos porque la intimidad es lo que uno tiene y cuando la gente te invade, ahí es cuando te sentís realmente desnudo”, dijo. De esta manera, manifestó que no quiere ser “la trolita de la UCA” ni aparecer “en bolas” en los programas de televisión.

“Ahora estoy con un poco de paz, por suerte pasó el huracán de la UCA que fue muy fuerte. Me da cosa irme del país, además de que hay una situación con el amor por la que quiero seguir luchando”, expresó.

La estudiante de la UCA se describe como “la que todavía cree en el amor, la eterna enamorada”.

La italiana que nació en Roma pero a los 17 años se vino a vivir a Buenos Aires con su mamá, negó haber sida expulsada de la universidad sino que se dio “una baja provisoria por este cuatrimestre” para “estar segura que la carrera era lo que me interesaba realmente, lo que quería hacer el día de mañana”.

Luego del escándalo que se desató por los videos y fotos en topless que se viralizaron por la web, Annalisa decidió bajar el perfil.

“Fue lo peor que me pasó en la vida. Me cuesta demostrarle al mundo la mina que soy, no juzgo a nadie y no soporto que me estén juzgando porque no saben mi pasado, lo que hice, lo que viví y lo que tuve que soportar. Me juzgan por un videíto”, se lamentó.

La joven recordó que “cuando estuve en la tormenta tuve que ir a todos los programas, revistas, mi teléfono no paraba de sonar y lo tuve que tirar a la mierda. Era una pesadilla y quería que acabara”.

Sin embargo, enfatizó que no aprovechó esa ocasión para hacerse famosa sino que decidió abocarse al estudio y, en tono de autocrítica, la italiana remarcó que su “personalidad histriónica y eso hace que tome mucha confianza con la gente y la confianza es un problema”.

Consultada por la posibilidad de desnudarse en la revista Playboy, Annalisa explicó por qué no aceptó la propuesta: “Me puede perjudicar por más de que me abra muchas puertas. Puedo ser una mina provocativa, pero soy muy tranquila”.

La estudiante de la UCA no se arrepiente de no haber rechazado el ofrecimiento, que sigue vigente para diciembre. “No es lo que yo quiero por mi estilo de vida. Me encanta posar y el modelaje es una buena salida, Playboy sería muy violento”, argumentó.

“Estuve muy mal en lo que hice, fui irrespetuosa, pero no hay que juzgar, cada uno hace lo que quiere y siente hacer. Si Dios me perdona, por qué no me pueden perdonar los demás”, concluyó.

Fuente consultada: Minutouno

Comentarios

Ingresa tu comentario