Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Amo a los animales

El legislador PRO Elio Rebot se expresó ante la liberación de la orangutana en el Zoo de Palermo. (CABA) Amo a los animales. Sin embargo, por mucho que me disguste verlos en cautiverio, NO son sujetos de derecho para nuestro ordenamiento. SI están sujetos a tutela y como tales deben ser protegidos (y lo son según nuestra legislación) contra el maltrato en todas sus formas. Hace tiempo se sabe que los...

El legislador PRO Elio Rebot se expresó ante la liberación de la orangutana en el Zoo de Palermo.

orangutana

(CABA) Amo a los animales. Sin embargo, por mucho que me disguste verlos en cautiverio, NO son sujetos de derecho para nuestro ordenamiento. SI están sujetos a tutela y como tales deben ser protegidos (y lo son según nuestra legislación) contra el maltrato en todas sus formas.

Hace tiempo se sabe que los ciertos animales tienen probadas capacidades cognitivas. Se destacan los delfines, los elefantes, los orangutanes y otros muchos.
Que tengan algunas de tales capacidades no los hace animales “racionales” puesto es un hecho científico que carecen de tal capacidad.

Tal vez la sentencia nos ponga contentos por la situación particular de algún animal como el de este caso.

Sin embargo abre miles de interrogantes jurídicos hacia el futuro.
¿Que será del ganado vacuno? Vendrán los Hábeas Corpus de los veganos? O no tienen también ciertas capacidades cognitivas? ¿Cuál es límite de tales capacidades cognitiva para considerar a otras especies “sujetos no humanos”? Habrá para ellos igualdad ante la ley?

¿Quién se podrá atribuir válidamente sus “deseos” en el futuro?
Para nuestro ordenamiento jurídico sólo son sujetos de derecho las PERSONAS (físicas o jurídicas). Y así debe ser, más allá de éste caso en particular y de la ternura y alegría que me despierte.

Están en juego otros interrogantes que el fallo no contesta y que ponen en duda buena parte de nuestra estructura jurídica.

Intento tomar en serio este post y trato de hacerlo con respeto, aún cuando sé que el silencio sea “políticamente correcto”.

elio rebot

Comentarios

Ingresa tu comentario