Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Alumnos de escuelas tomadas se manifestaron en el centro porteño

Ayer, estudiantes de esas escuelas marcharon primero al Ministerio de Educación nacional y luego a la sede de la cartera educativa porteña, donde pedían ser atendidos por Bullrich. Tras la negativa, afirmaron que continuarán con las medidas de fuerza. (CABA) Cientos de estudiantes secundarios marcharon ayer a la tarde entre las sedes de los Ministerios de Educación de la Nación y de la Ciudad para expresar su rechazo a las...

Ayer, estudiantes de esas escuelas marcharon primero al Ministerio de Educación nacional y luego a la sede de la cartera educativa porteña, donde pedían ser atendidos por Bullrich. Tras la negativa, afirmaron que continuarán con las medidas de fuerza.

0010189396

(CABA) Cientos de estudiantes secundarios marcharon ayer a la tarde entre las sedes de los Ministerios de Educación de la Nación y de la Ciudad para expresar su rechazo a las reformas en la educación media. La movilización provocó caos de tránsito en la zona.

Los estudiantes secundarios porteños que mantienen la ocupación de 15 escuelas -y las continuarán “por tiempo indeterminado”, según anunciaron ayer- protestan por el cambio de currícula en el marco de la implementación de la Nueva Escuela Secundaria que comenzará a regir en 2015 en la Ciudad.

“Apostamos por el diálogo. No queremos que se desvíe el eje de la discusión”, señaló Nicolás Cernadas, del centro de estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires, establecimiento que concentró la atención en las últimas horas por los hechos vandálicos concretados por alumnos que participaban de la toma.

Los estudiantes pretenden formar parte de los debates del Consejo General y piden ser atendidos por el ministro Esteban Bullrich; con ese objetivo se movilizaron a la sede de la cartera educativa porteña situada en Paseo Colón.

La directora general de Planeamiento Educativo de la ciudad, Mercedes Miguel, precisó: “Venimos trabajando hace tres años con todos los equipos directivos, con supervisores, con profesores, haciendo un trabajo escuela por escuela, plan por plan. No se pierden especialidades, no desaparecen materias como se está diciendo”.

“No cabe en la cabeza de nadie creer que el ministro Bullrich, el jefe de Gobierno y todo el equipo de educación estamos trabajando 17 horas por día para ir en desmedro de la calidad de los estudiantes y de lo que ellos necesitan aprender”, agregó la funcionaria en declaraciones a radio El Mundo.

Fuente consultada: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario