Allanan el aeropuerto de San Fernando por una posible vinculación de aviones...

Allanan el aeropuerto de San Fernando por una posible vinculación de aviones oficiales con un caso de drogas

(PBA) Otra vez un caso de drogas y la sospecha de los aviones en San Fernando. La jueza federal Alicia Vence allanó ayer ese aeropuerto y pidió que se registren seis aviones por la supuesta vinculación con una banda de narcos que llevaba cocaína a España. Lo llamativo del caso es que dos de las aeronaves investigadas son oficiales: pertenecen a las gobernaciones de Chaco y Tucumán.

En ese expediente judicial ya fue detenido Alejandro Damián Arrighi Carril, un joven que transportaba 50 kilos de cocaína en el baúl de su auto. También fue arrestado su presunto proveedor, Oscar Luis Morales, de 63 años.

La jueza de San Martin ordenó “inspeccionar el aeropuerto, sus dependencias privadas o anexas y/o hangares, como también a toda persona que se encuentre presente allí, con el propósito de requisar las aeronaves identificadas con las matrículas LV-CKA, LV-CIO, LV-CKK, LV-CRB, LV-CAY y LV-FUT”.

El primer avión pertenece a la gobernación de Tucumán. En 2010, el entonces gobernador José Alperovich gastó 36,9 millones de pesos para quedarse con ese Learjet 60 XR. También es oficial el Lear Jeat 60, matrícula LV-CIO. Esa aeronave está afectada a la gobernación de Chaco. El ex gobernador Jorge Capitanich lo utilizaba con frecuencia para vuelos oficiales y particulares aunque se había comprado con fines sanitarios. En 2011, el avión fue el centro de un escándalo porque Capitanich voló junto a sus hijas al Caribe. A partir de ese momento, todos los movimientos comenzaron a publicarse en un sitio web oficial.

Las otras cuatro aeronaves pertenecen a las empresas Patagonia Jet, Alas del Fin del Mundo, Excel Servicios Aéreos y Sanco Seguros. El avión de la empresa Alas del Fin del Mundo, matricula LV-CRB, ya estuvo involucrado en otro caso judicial: el ex vicepresidente Amado Boudou lo utilizó para viajar a la ciudad de Necochea, en diciembre de 2011. Por ese vuelo, fue acusado de dádivas, aunque la Cámara Federal revocó su procesamiento.

El dueño de la aeronave es el empresario Nazareno Natale, también propietario del hotel y casino Status de Río Grande, el más importante de Tierra del Fuego. “El avión está ahora en Estados Unidos y lo tiene a la venta”, confirmó una fuente aeronáutica. Natale llegó a tener cuatro aviones similares.

Sólo dos de los aviones investigados estaban ayer en el aeropuerto de San Fernando. La jueza Vence igualmente secuestró información de “los registros de vuelo, destinos, escalas, reparaciones, servicios y pasajeros”.

Una hipótesis de la investigación es que los aviones podrían haber sido utilizados para traer la droga desde el norte del país. Lo llamativo es que ninguno tiene autonomía para llegar a Europa sin escalas. NT