Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Alimentos que hay que evitar a toda costa

Sin darnos cuenta, en nuestra dieta diaria, ingerimos una diversa cantidad de alimentos que están ligados con gran parte de los problemas de salud de la actualidad: daño neurológico, cáncer, obesidad y diabetes. Estos son 9 alimentos que hay que evitar a toda costa para una vida sana. (CABA) La alimentación es, justificadamente, una de las preocupaciones más urgentes de la vida diaria, un aspecto que no debemos desatender en...

Sin darnos cuenta, en nuestra dieta diaria, ingerimos una diversa cantidad de alimentos que están ligados con gran parte de los problemas de salud de la actualidad: daño neurológico, cáncer, obesidad y diabetes. Estos son 9 alimentos que hay que evitar a toda costa para una vida sana.

R25-83512

(CABA) La alimentación es, justificadamente, una de las preocupaciones más urgentes de la vida diaria, un aspecto que no debemos desatender en la medida de lo posibles pues determina en amplia medida el bienestar de nuestro cuerpo.

A continuación compartimos contigo una lista de 9 alimentos que por sus características te recomendamos evitar, o sustituir por alternativas más saludables.

Pan blanco. El pan blanco y las harinas refinadas son despojados de fibra, vitaminas y otros nutrientes, lo que los hace difíciles de digerir. Además la harina refinada pasa por un proceso de blanqueamiento con cloro y bromo, dos químicos ligados al daño en la tiroides y en algunos órganos.

Comidas congeladas. Este tipo de alimentos contienen sal procesada, aceites hidrogenadas, conservadores y otros ingredientes artificiales sumado a que su estado precocido reduce su contenido nutrimental.

Arroz blanco. Ocurre lo mismo que con el pan blanco; se trata de un refinamiento que despoja al grano de sus nutrientes esenciales, en este caso, el salvado y el germen. El arroz blanco se absorbe rápidamente y aumenta los niveles de azúcar en la sangre.

Palomitas de microondas. Los conservadores, la sal procesada y los saborizantes de las palomitas de microondas son dañinos para el cuerpo, además contienen un químico llamado diacetil que es altamente corrosivo con los órganos del sistema digestivo.

Embutidos con nitratos y nitritos. Los embutidos suelen contener nitratos de sodio y otros conservadores químicos que pueden causar enfermedades cardíacas y cáncer.

Barras energéticas o de proteínas. Las barras energéticas son publicitadas como un complemento alimenticio para una dieta saludable pero en realidad no lo son. Contienen proteína de soya procesada, azúcar refinada, grasa hidrogenada y otros ingredientes ligados a enfermedades crónicas.

Margarina. Se encuentra en muchos alimentos pero debe evitarse por su contenido de grasas trans, contrario a lo que se cree, la mantequilla y las grasas en general no son dañinas, sobre todo si provienen de animales que han sido debidamente alimentados con pasto en vez de maíz y soya.

Leche de soya y carne de soya. La mayor parte de la soya en el mercado está procesada con hexano, un químico relacionado a las malformaciones de los fetos, problemas de fertilidad y cáncer. La soya que no se ha fermentado tiene un alto contenido en estrógenos que puede desbalancear los niveles hormonales.

Alimentos “light”. El contenido de aspartame o sucralosa de los alimentos light está ligado a daño neurológico, problemas gastrointestinales y trastornos endocrinos. En muchos alimentos dietéticos los contenidos calóricos naturales se reemplazan por químicos que finalmente resultan más dañinos que los alimentos no dietéticos.

Comentarios

Ingresa tu comentario