Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Alerta en la Costa: un incendio casi devora varias casas en Valeria del Mar

El fuego afectó a 50 hectáreas de bosque. Trabajaron 15 dotaciones de bomberos. Lograron sofocarlo, pero sigue el alerta.

(PBA) Quince dotaciones de bomberos trabajaron para controlar un incendio que se produjo ayer en los bosques de Valeria del Mar, en el límite con Cariló. Tras luchar contra las llamas por más de ocho horas, el fuego logró ser sofocado, que es el paso previo a su extinción. El alerta seguirá al menos por 36 horas más, indicaron las autoridades. Temen que al cambiar la velocidad del viento, que en esta época rotan constantemente, los focos vuelvan a encenderse. Durante la noche quedó una guardia de cenizas en la zona.

Las chispas del fuego llegaron a los jardines de las casas. En al menos cuatro de ellas los bomberos lucharon cuerpo a cuerpo contra las llamas para evitar que fueran devoradas. Incluso tuvieron que desarmar el quincho de una para que no sea alcanzado por las llamas. Justo en el momento que el fuego estaba por llegar a las casas, cambió el viento y evitó que el incendio avanzara.

“Fue de película”, dijo a Clarín el intendente de Pinamar, Martín Yeza, quien valoró el trabajo de los bomberos de la ciudad y le pidió a los habitantes de la zona que colaboren. Pidió a los vecinos que no se acerquen a la zona siniestrada y sugirió que la forma más adecuada de colaborar es “llevar agua y hielo al cuartel de bomberos”.

El intendente consideró que el incendio fue intencional. “Los bomberos lo saben en función de cómo se da la dinámica del incendio. Además, había más de un punto de incendio y más de un punto no se prende por accidente”, dijo. También consideró “llamativo” que el viernes pasado incendiaron un balneario de madera de Pinamar.

“Los accidentes forestales son comunes entre fines de enero y principios de febrero, siempre tenemos incendios por esas fechas, pero no en esta época”, advirtió Yeza. Y agregó: “Nuestros profesionales especializados en la materia nos han dicho que, por el tipo de incendio que se armó y los frentes que tenía, no se puede descartar que haya sido un incidente”.

El siniestro, que se desató alrededor de las 13, motivó la evacuación de vecinos y el corte de la ruta que une Cariló con esa localidad balnearia. Fue en una zona boscosa llamada Loma de Valeria, ubicada a unos 600 metros del mar, que funciona como una reserva natural.

“No afectó a Cariló: el incendio tuvo un radio de unas seis cuadras y no hubo ningún civil herido”, sostuvo en diálogo con Clarín Matías Yeannes, secretario de Seguridad de la Municipalidad de Pinamar, distrito del que depende la zona.

Según Defensa Civil, fueron una 50 hectáreas las afectadas. Muchos vecinos utilizaron sus propios vehículos para transportar bidones de agua y cargar baldes con arena de los médanos para frenar el avance de las llamas. Fuentes municipales confirmaron que durante el operativo al menos un bombero sufrió quemaduras y debió ser asistido en un centro médico de la zona, mientras que vecinos de Cariló y Valeria del Mar fueron evacuados en forma preventiva.

El momento más dramático fue cuando al rotar el viento, las llamas se encaminaron a la ruta 11 donde se cruzó con un estación de servicio de GNC, la que se encuentra ubicada en la entrada a Valeria del mar. Allí también los bomberos debieron luchar “cuerpo a cuerpo” contra las llamas, que llegaron hasta a 15 metros de la estación

Jorge Damato, director de Defensa Civil de Pinamar, precisó que el fuego se concentró entre las reservas naturales de Cariló y Valeria del Mar, muy cerca de la rotonda, una estación de servicio y el Casino de Valeria del Mar. Esa zona actualmente no es de uso residencial.

El Ministerio de Ambiente de la Nación, que conduce Sergio Bergman, envió dos aviones hidrantes. Y mientras prosperaba la sospecha de que el incendio pudo haber sido intencional, indicó que “vamos a realizar peritajes para conocer con certeza cuáles fueron los orígenes del fuego. Durante la noche vamos a seguir trabajando con todas las jurisdicciones para apagarlo definitivamente. Nuestro plan a futuro es lanzar un plan de prevención para que esto no vuelva a ocurrir” apuntó Bergman.

Para Yeannes, la sequía de los últimos días, “probablemente haya tenido que ver con el incendio”, dijo. “Es el incendio más grande que ha sufrido el partido de Pinamar”, arriesgó Yeannes. NR

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario