Buenos Aires, 23/03/2017

Alejandro Gómez: “nos interesa el desarrollo de la producción propia de los teatros”

El secretario de Cultura de la provincia de Buenos Aires aseguró que muchas salas serán reactivadas y trabajará junto a Ciudad y Nación.

(PBA) Dice que le gusta cultivar el perfil bajo, que prefiere no hablar demasiado con la prensa, que elige esperar a tener algo para anunciar. Por eso, el secretario de Cultura de la provincia de Buenos Aires, Alejandro “Conejo” Gómez, fue esquivo a las preguntas desde su llegada al cargo, en diciembre del año pasado, hasta que, este mes, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, anunció una puesta en valor del Teatro Argentino de La Plata que contará con un presupuesto de 490 millones de pesos en dos años.

No se acuerda –“no soy bueno para los números”, dice- con cuánto presupuesto cuenta su secretaría para este 2016, pero sabe que “es un 24 o 25 por ciento más que el año pasado, por el ajuste por inflación”. Según la ley de presupuesto de la Provincia, Cultura dispondrá de 932 millones de pesos.

– ¿Cuáles van a ser las prioridades de su gestión?
– El programa prioritario que vamos a trabajar para el interior de la Provincia es el de los teatros. La Provincia tiene 135 municipios y casi todos tienen teatros. Estamos relevándolos para que puedan funcionar, para que pueda ir un coro o un ballet. Habrá tres áreas de asistencia a esos teatros: una será enviar a especialistas de técnica escénica del Teatro Argentino, también habrá capacitación en management de teatro, y a la vez se asistirá en cuestiones vinculadas a la música y la cultura popular, con especialistas del Argentino y del Teatro Colón. El Colón está armando giras con orquestas pequeñas que vajarán por el interior de la Provincia.

– ¿Y con cuánto dinero contará ese proyecto?
– Es un programa que todavía no existe, así que estamos viendo el presupuesto. Pero nos interesa, además, el desarrollo de la producción propia de los teatros. El Auditorium de Mar del Plata no producía hace quince años. No tenía nada de lo que define a un teatro público: producción propia, un perfil de programación que lo distinguiera de las salas comerciales, y precios de teatro público. Venía funcionando como una sala privada en la que los productores alquilaban y ponían los precios que se les antojaba. A partir de enero hicimos un cambio brutal del perfil de la programación, con El principio de Arquímedes de J.M.Miró. El gran desafío es que la obra más significativa del verano que viene sea una producción propia.

– Respecto de otra institución marplatense, está pendiente el concurso del director del Museo MAR, ¿va a hacerse próximamente?
– No está previsto hacer ese concurso por ahora. El MAR es la joya de Cultura de la Provincia, el gran hecho de la gestión de Jorge Telerman. Tuvo un montón de privilegios, es un museo buenísimo, pero estuvo muy vinculado a lo político. Lo vamos a seguir priorizando, pero con una prioridad igual a la del Teatro Argentino o al Auditorium. El 17 de marzo abrirá allí la muestra fotográfica Fan, de Nora Lezano, que llevó 400 mil personas al Centro Cultural Recoleta. Y después habrá dos muestras para las que ya está trabajando el equipo de curaduría del Mamba -el museo de arte moderno que depende del gobierno porteño-. Se hicieron un montón de cosas en el MAR, pero se descuidaron muchas otras: fue la política de la manta corta. Hay que acomodarlo presupuestariamente y lograr que una Ferrari que venía a 180 kilómetros por hora, ahora vaya a 50.

Las muestras curadas por el Mamba y la gira de orquestas del Colón por el interior bonaerense son sólo algunas de las articulaciones que habrá entre el área de Cultura porteña y de la Provincia. El vínculo entre Darío Lopérfido, ministro de esa cartera en la Ciudad y director artístico del Teatro Colón, y el secretario bonaerense es estrecho: incluso Gómez fue testigo del casamiento por civil de Lopérfido con Esmeralda Mitre. Bahía Blanca será sede del festival internacional de jazz y habrá articulaciones con el festival de cine independiente Bafici en distintas localidades bonaerenses. La Usina del Arte y el anfiteatro de Parque Centenario serán sedes de las presentaciones porteñas de los cuerpos estables del Teatro Argentino. Y en La Plata se hará el festival Ciudad Emergente, que “Conejo” ya organizó en Buenos Aires cuando trabajaba en el ministerio entonces dirigido por Hernán Lombardi. Su peor experiencia en festivales musicales fue en 1999, durante la gestión de Fernando De la Rúa en la Ciudad: Gómez era responsable de la organización del Buenos Aires Vivo III la noche en la que murieron dos jóvenes electrocutados. Fue procesado pero la causa prescribió.

– ¿Qué trabajo va a hacerse en el Conurbano?
– En verano marcamos que nuestra prioridad es trabajar en el Conurbano: no fuimos a hacer todo a la Costa como ocurría en años anteriores, sino que hicimos programas de verano para el área metropolitana pensando en los que no se podían ir de vacaciones. Creemos que allí hay un porcentaje de público consumidor de Cultura que va a consumirla a Buenos Aires, y tiene un poder adquisitivo que lo limita. Nuestra prioridad será hacer actividades gratuitas en el Conurbano.

– ¿Qué tipo de actividades están ya previstas?
– Nos estamos juntando municipio por municipio. Hay una costumbre histórica de no trabajar en equipo: cada municipio golpeaba a la puerta de la Gobernación preguntando “¿che, qué mandan?”. Creemos que tiene que haber algo de asistencia de la Provincia al municipio, pero la mejor manera es el trabajo en conjunto. En Tres de Febrero vamos a armar un Festival Sábato: allí está la casa-museo, la estáción de tren de Santos Lugares, habrá un recorrido por dos librerías que visitaba mucho. Y en Lomas de Zamora, vamos a recuperar una vieja sala de cine del barrio junto al Incaa.

– Más allá de festivales, ¿qué rol cotidiano puede tener la Cultura a la hora de reconstruir el tejido social en un área tan conflictiva?
– Es clave. La Cultura en el espacio público ayuda a reconstruir ese tejido social. En Buenos Aires, la Noche de los Museos debe ser la noche del año que más gente hay en la calle, y la noche con más bajo índice de criminalidad: esa es una señal del rol que tiene que ocupar la cultura en el espacio público. Siempre la Cultura te nutre, y si te hace recuperar el espacio de tu ciudad o tu municipio, mejora.

“Nos gusta ver qué propone cada municipio. Seguramente estos resultados no se van a ver el primer año de gestión”, matiza Gómez. Para el área metropolitana bonaerense, los anuncios no son tan estruendosos como los 490 millones de pesos destinados a recuperar el Teatro Argentino. Entonces, cultiva el perfil bajo. NR

Teatro Argentino3
Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario