Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Alejandro Finocchiaro será el nuevo titular de Educación bonaerense

Es un especialista en negociación con los gremios y estrecho colaborador de Esteban Bullrich. Ocupará el lugar de Nora De Lucía.

(PBA) La gobernadora electa, María Eugenia Vidal, avanzó hoy con más definiciones respecto de su nuevo gabinete con la confirmación de que Alejandro Finocchiaro será el titular de Educación, mientras que Ezequiel Sabor irá a Trabajo, mientras mañana se reunirá con su vice, el radical Daniel Salvador, para intentar completar el esquema y resolver el reparto de cargos legislativos.

Tal como había adelantado DIB, Finocchiaro, actual número dos en la administración porteña del designado ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, será el reemplazante de Nora De Lucía en la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

Finocchiaro deberá lidiar con una de las áreas más conflictivas del gobierno provincial donde el conflicto salarial derivó en largos paros docentes durante los últimos año, el último de ellos en 2014, cuando las escuelas estuvieron cerradas 17 días.

Ahora, Roberto Baradel, el titular del gremio docente más numeroso, SUTEBA, ya advirtió que reclamarán un aumento del 40% y que habrá conflicto si Vidal intenta aplicar en provincia el “modelo” educativo que desplegó el macrismo en la Capital Federal.

En paralelo, la FEB, el segundo gremio con más peso, advirtió, a través de un comunicado firmado por su titular, Mirta Petroccini, que no tolerará retrasos en el pago del medio aguinaldo en diciembre.

Por su parte, Sabor, el reemplazante de Oscar Cuartango en la cartera laboral, es actualmente el ministro de Trabajo porteño. Su nombre había sido mencionado, junto con el de Triaca, para ocupar el ministerio a nivel nacional. Macri habría optado por Triaca y por eso Sabor “bajará” a provincia.

Las nuevas definiciones de Vidal se suman a las que se confirmaron ayer, consignadas por DIB, según las cuales ya están confirmados Hernán Lacunza para el ministerio de Economía, Nicolás Sarquís para el de Asuntos Agrarios y Federico Salvai para UNA Secretaría General que estará reforzada porque tendrá la estructura que hoy corresponde a la jefatura de Gabinete –que se elimina- y la del ministerio de Gobierno. Además, también quedaron confirmados el actual vicepresidente del Banco Ciudad, Juan Curuchet, para comandar el Banco Provincia, y Santiago López Medrano, subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario porteño y senador provincial electo, que estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.

También está confirmado que Edgardo Cenzón comandará un ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Transporte. El exdenarvaísta Gustavo Ferrari estará al frente de la Asesoría General de Gobierno. Al frente de un nuevo Ministerio de “Gestión y Control” será comandado por Roberto Gigante (actual subsecretario de Compras porteño). Estará encargado, de revisar el funcionamiento y los gastos de cada área de gobierno.

Ese esquema podría terminar de definirse en una reunión que mañana sostendrán Salvador y Vidal. Hay dos cargos que, en principio, buscará obtener el radicalismo: el de Ministro de Salud y el de Justicia. Para el primer puesto volvió a sonar con fuerza el del médico y exlegislador chivilcoyano Luis Blanco. De todos modos, comenzó a sonar hoy el nombre del platense Claudio Pérez Irigoyen, quien compitió en la interna de Cambiemos en La Plata.

En tanto, para Justicia la intención es impulsar a un dirigente “orgánico”: es decir, que cuente con la bendición del Comité Provincia, dominado por el oficialismo. El margen de maniobra que tenga Salvador para ello dependerá del número de carteras que estén en juego. Pero es toda una señal que sean justamente esas dependencias las únicas en las que aún no se confirmaron nombres.

Comentarios

Ingresa tu comentario