Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Alejandro Dolina charló sobre su novela Cartas marcadas en la Feria de Palermo

El escritor, músico y conductor de radio, luego de haber presentado su último trabajo en 2012 en la Feria Internacional del Libro, se volvió a reunir con su público en una charla íntima. (CABA) El libro Cartas marcadas obtuvo el 2012 el premio del público y una distinción en el Senado. Ahora, le tocó el turno de dar una charla presentación ante casi mil espectadores. El referente de La venganza...

El escritor, músico y conductor de radio, luego de haber presentado su último trabajo en 2012 en la Feria Internacional del Libro, se volvió a reunir con su público en una charla íntima.

dolina feria palermo cartas marcadas

(CABA) El libro Cartas marcadas obtuvo el 2012 el premio del público y una distinción en el Senado. Ahora, le tocó el turno de dar una charla presentación ante casi mil espectadores.

El referente de La venganza será Terrible imaginó al lector al que le interesa llegar: “El lector con el que sueño es el que no está seguro de nada”. 

“El sentido común es de derecha, no de izquierda”, dijo, y sumó: “Hay elementos conservadores y progresistas en la historia: los progresistas son los trabajadores”.

El escritor también opinó sobre la “derechización de la opinión pública”. Nino Ramella, periodista que moderó la charla, le preguntó si eso está sucediendo efectivamente o no, según relevó y cubrió Página 12.

“Hay épocas en que las ideas un poquito racistas, xenófobas, homofóbicas, violentas y autoritarias permanecen remitidas a su mínima expresión, por circunstancias históricas. Pero en otras épocas aparece un tipo o un medio con esas ideas. Entonces la vieja de enfrente de mi casa dice que no le gustan los morochos, los extranjeros y los progresistas. Y encuentra que la vieja de al lado dice lo mismo. Así organizan un cacerolazo”, reflexionó.

El músico sostuvo que “no hay debate en la Argentina”: “Si usted considera al debate como una sucesión de razonamientos, de tesis, antítesis y síntesis –apuntó, inspirándose seguramente en Hegel–, el cumplimiento de rigores en los procedimientos para demostrar algo, no hay debate en la Argentina. Sin embargo, tiene buena prensa. A cada rato escuchamos gente que dice que es muy bueno que haya confrontación de ideas. Tanto es así que hay gente que dice que va a decidir su voto después de oír un debate. Es absurdo”.

Comentarios

Ingresa tu comentario