Alarmante: aseguran que en tres años se duplicó el consumo de éxtasis...

Alarmante: aseguran que en tres años se duplicó el consumo de éxtasis en la Ciudad

(CABA) El consumo de sustancias sintéticas como el éxtasis y de derivados del opio preocupan y mucho. Es que “en el último año, se registró un aumento significativo”, según señala Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández, basándose en su experiencia en consultorio. En tanto, la misma fuente remarca que la demanda de atención por utilización de cocaína se mantuvo estable. Desde el Observatorio Argentino de Drogas (OAD), que depende de la Sedronar, aseguran que uno de los principales problemas tiene que ver con la “baja percepción del riesgo de los adolescentes” que llevó a que el empleo de drogas de diseño se duplique entre 2011 y 2014 en la Ciudad. También afirman que los jóvenes fuman más marihuana que antes.

“Los derivados de la metanfetamina, como el éxtasis o la pastilla superman, cada vez se utilizan más. Probablemente, ocurra esto porque se impuso su uso recreativo: en general, lo consume un público joven- menor a 30 años- en grupo, con música y en lugares públicos”, precisó Damin, que además es director de FundarTox y profesor de la Universidad de Buenos Aires.

La tendencia en alza lleva unos años. El estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas en estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos Aires muestra que en tres años, entre 2011 y 2014, el uso de éxtasis en chicos pasó del 2% al 4%. “El consumo de este tipo de estupefacientes se da en mayor medida en las grandes ciudades, que es donde se suelen realizar fiestas para jóvenes en las que está presente esta droga. Capital es uno de los ejemplos”, explica María Verónica Brasesco, directora del OAD, quien remarca que “el inicio en la utilización de sustancias, tanto legales como ilegales, se registra entre los 13 y 14 años”.

El cambio es tal que el abuso de drogas pasó, en 25 años, del sexto al segundo lugar entre los factores de riesgo de muerte de los adolescentes argentinos que tienen entre 15 y 19 años, según un informe realizado recientemente por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud, de la Universidad de Washington, en Seattle.

La referente del Observatorio aclaró que las drogas de diseño no son las únicas en aumento. “Según la versión nacional del estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas en adolescentes, en 2009, el 12% de los alumnos del secundario afirmó haber fumado marihuana; en 2011, el 14%; y en 2014, el 16%. Además, del total de los que declararon haber probado, el 83% sostuvo que prolongó su uso”, detalló Brasesco.

Sobre esta última sustancia, Damin remarcó como serio el hecho de que “se haya instalado la idea de que es una droga inofensiva cuando, en realidad, tiene graves consecuencias para la salud de sus consumidores”.

Ambos coincidieron en que, a pesar de que es legal, el alcohol también produce severos daños. En especial, resaltaron, en la etapa de desarrollo de los jóvenes, momento en el que, según el estudio citado por Brasesco, más del 70% toma.

Los opiodes o derivados del opio son el segundo tipo de droga que, según Damin, registró una suba de consumo en el último año. Se trata de medicamentos, como el tramadol y el fentanilo, que requieren prescripción de un especialista y se recetan para aliviar el dolor. “Los adictos suelen falsificar órdenes médicas para conseguirlos. A diferencia de las metanfetaminas, estas sustancias suelen tener un público adulto, de entre 30 a 40 años, el consumo se da de forma aislada y genera mayor dependencia”, suma Damin. Consultada por este tema, Brasesco detalló que otro de los derivados del opio que requiere atención es la heroína. “Por suerte, no llegó a nuestro país, pero alarma su resurgimiento en el norte de la región”, sostuvo. NR

extasis3

Fuente: Clarín