Al Pacino entregó una suculenta propina a un mozo porteño

Al Pacino entregó una suculenta propina a un mozo porteño

(CABA) El prestigioso actor almorzó en un restaurante de comida peruano-japonesa en Palermo: comió bien, pagó con gusto y gratificó a los mozos con una importante suma. ¿Cuánto fue? ¿Pesos o dólares?

Al Pacino (76) está en la Argentina. Sí, el protagonista de éxitos como El Padrino, Scarface, Sérpico, Perfume de Mujer y El abogado del Diablo, entre muchos otros, llegó al país para presentar el unipersonal An evening with Al Pacino en el Teatro Colón. Y de la mano de su pareja, la argentina Lucila Polak (37), aprovecha para conocer, pasear y comer bien.

Después del susto que vivió el jueves en su arribo, cuando en Ezeiza otro pasajero quiso llevarse su valija, el actor estuvo este viernes más relajado y salió a almorzar por Palermo. El lugar elegido fue un reconocido restaurante de comida japonesa-peruana.

La mega estrella del cine probó ceviche, una degustación de niguiris, y luego completó el menú con crispy rice, unos mariscos y langostinos con curry y puerro. No tomó vino y prefirió acompañar el almuerzo con una gaseosa dietética y agua. Tampoco quiso postre.

“Comió bastante, se fue fascinado”, relató Edy, el chef ejecutivo del lugar y, ante las cámaras de Infama, describió al actor como alguien “súper amable, muy predispuesto”.

al-pacino-2“Bravo, bravo, qué bueno este salmón”, contó Juan, el mozo que lo atendió, sobre algunas palabras que el artista usó en español.

Por supuesto, semejante manjar no le salió barato: gastó alrededor de 3.800 pesos, “más o menos lo que sale un almuerzo acá para tres personas”, agregó Juan.

Y no sólo el bueno de Al pagó con gusto la cuenta, sino que también dejó una generosa propina: “El 20% de los que gastaron”, reveló el mozo, más del 10% -casi obligatorio- que se acostumbra a dar en los Estados Unidos. “Unos 800 pesos”, algo así como 53 dólares al cambio del día…

“Igual, lo mejor de este personaje fue que me preguntó si quería sacarme una foto con él, como recompensa”, dijo Juan. Y aunque el protocolo del restaurante no se lo permite, el mozo accedió.

Reconocimiento. Tras el almuerzo, el protagonista de El Padrino regreso al hotel Alvear, donde se hospeda, y recibió su carnet de socio de Racing, junto a una camiseta con su nombre y el número 10.

El reconocimiento fue de parte del vicepresidente 2° Alfredo Chiodini y de Bárbara Blanco, hija del presidente del club y, a su vez, titular del Departamento de Relaciones Internacionales. También su mujer, fana de la Academia, fue homenajeada con los mismos obsequios.

Así, Al Pacino se incorporó al grupo de estrellas internacionales reconocidas por el primer campeón mundial del fútbol argentino, como Michael Schumacher, Usain Bolt y Máxima Zorreguieta, entre otros.