Al menos 1000 policías municipales tienen problemas psiquiátricos

Al menos 1000 policías municipales tienen problemas psiquiátricos

(PBA) “Mirales las caras, son nenes. No pueden custodiar ni una juguetería“, dijo, con preocupación, uno de los integrantes del círculo pequeño del entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli. Corría el mes de junio del año pasado; la televisión mostraba cómo el candidato presidencial del Frente para la Victoria ponía en funciones a una nueva camada de agentes, todos integrantes de la Policía Local, preparada para actuar en distrito bonaerense. En ese momento, en el piso 19 del Banco Provincia, en el centro porteño, uno de los lugartenientes de Scioli lanzó un diagnóstico sin filtros ni eufemismos: “De todos estos, la mayoría no está preparado”.

Hoy, nueve meses después de abandonar el poder, el pronóstico del ex funcionario bonaerense quedó evidenciado en las conclusiones de una auditoría interna que solicitó la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. Según informaron fuentes oficiales, cerca de 1000 de esos nuevos efectivos tiene algún grado de patología psiquiátrica y uno de cada cuatro no está capacitado para cumplir con sus funciones.

El gobierno provincial ya evaluó a 7500 de los 16.000 que Scioli puso a custodiar en las calles bonaerenses. De ese total, 2000 están siendo reentrenados porque no estaban aptos en tiro y operatividad. “Tenemos policías con graves problemas mentales. A la gran mayoría los sacaron a la calle y no dispararon un solo tiro de práctica”, confió a La Nación uno de los asesores más cercanos a Vidal.

De esos 2000, casi la mitad están en la categoría de “no recomendables”, mientras evalúan sus capacidades en un curso más intensivo. Según adelantaron fuentes oficiales, la gran mayoría no seguirán en la fuerza.

“Se verá qué hacer con los que no cumplan con los requisitos, pero el que no puede ser policía no lo seguirá siendo”, sostuvieron fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La inspección del plantel completo de los policías municipales, conocidos como “los pitufos” por el color celeste de sus uniformes, estará completa para diciembre próximo.

policia-municipal

Los exámenes efectuados, según consignó hace unos días el diario Ámbito Financiero, consistieron en una evaluación de las capacidades para el manejo del arma reglamentaria, conceptos teóricos relacionados con la seguridad, exámenes psicológicos y estudios socioambientales. “La situación es preocupante”, reconoció una alta fuente oficial.

En la observación socioambiental, por ejemplo, se encontraron con casos de efectivos que convivían con familiares con antecedentes penales. “En algunas situaciones encontramos armas reglamentarias en hechos delictivos”, agregó otra fuente con acceso diario al despacho de Vidal.

“No objeto el modelo de la Policía Local, pero sí cómo fueron capacitados. Muchos de ellos no tiraron ni un solo tiro”, dijo Ritondo en una entrevista hace un mes. Y añadió: “Los que no estén capacitados, ya sea porque hayan falseado sus títulos secundarios, porque no tengan aptitud física o por alguna otra cuestión, no van a estar más y dejarán el cupo para que ingresen nuevos”.

Una de las medidas que tomó Ritondo fue aumentar el plazo de formación de los policías. Ahora son nueve meses en lugar de seis. Además, desde hace un tiempo utiliza el modelo de capacitación de la Policía Metropolitana.

“Hay cambios y transformaciones que no se ven, pero que hacen a la seguridad y empiezan a dar resultados y a modificar tendencias”, dijo ayer Ritondo, que se sumó al timbreo en una recorrida por distintos barrios de Isidro Casanova, en el partido de La Matanza.

En julio de 2014, en medio de una crisis de seguridad y enfrentado con el massismo en la Legislatura bonaerense, Scioli y su ministro de Seguridad, Alejandro Granados, pusieron en marcha por decreto las policías locales para municipios con más de 70.000 habitantes. Tiempo después adhirieron 52 de los 135 distritos que componen la provincia más importante del país.

La creación de la fuerza local se pensó con el objetivo de estar “más cerca de los vecinos“. En medio de una campaña presidencial complicada por el “fuego interno”, Scioli encontró en la Policía Local y los UPA24, como se denominaron a los hospitales intermedios, una herramienta fundamental para reforzar su imagen en el resto del país.

Pese a las complicaciones que se encontraron, Vidal respaldó a la policía municipal. “Creo en las policías locales, en ese camino para combatir el delito”, aseguró la mandataria provincial en un acto hace dos meses. NR

policia-ritondo