Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

#Ahora: paro sorpresivo en la línea A de subtes

El servicio afectado une al barrio de Flores con Plaza de Mayo; los trabajadores rechazan el reordenamiento laboral que implementó la compañía; Metrovías confirmó sanciones para los responsables (CABA) Un paro de actividades, dispuesto por conductores y guardas de subterráneos, suspendió esta mañana el servicio de la línea A, que une al barrio de Flores con Plaza de Mayo. La medida de fuerza, llevada adelante por la Asociación Gremial de...

El servicio afectado une al barrio de Flores con Plaza de Mayo; los trabajadores rechazan el reordenamiento laboral que implementó la compañía; Metrovías confirmó sanciones para los responsables

subte 2
(CABA) Un paro de actividades, dispuesto por conductores y guardas de subterráneos, suspendió esta mañana el servicio de la línea A, que une al barrio de Flores con Plaza de Mayo.

La medida de fuerza, llevada adelante por la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), se originó en rechazo a un reordenamiento laboral que implementó la compañía para lograr la regularidad del servicio.

Sobre la suspensión del servicio, Metrovías calificó el paro de “sorpresivo” y aclaró, mediante un comunicado, que la empresa inició “un proceso de reordenamiento de los esquemas de trabajo cuya finalidad es mejorar los estándares actuales de regularidad del servicio”.

Según manifestaron, en el mismo texto, en función de esto “se están aplicando sanciones disciplinarias a guardas y conductores de algunas líneas a efectos de corregir prácticas laborales incorrectas detectadas recientemente y que afectan en forma directa la operación del servicio”.

En ese sentido, Metrovías detalló que dentro de las malas prácticas observadas en esa línea se destacan: conducir injustificadamente a una velocidad inferior a la planificada para aumentar el tiempo de viaje de cabecera a cabecera, como también el hecho de que los conductores se nieguen a conducir los trenes asignados sin que medie justificación alguna.

“Estas prácticas constituyen una medida de fuerza encubierta dispuesta por delegados gremiales, con el objeto de forzar una reducción del tiempo efectivo de trabajo del personal de tráfico, pese a que conduciendo correctamente en ningún caso se superarían las seis horas de trabajo previstas en el convenio colectivo vigente, e inclusive garantizando un tiempo de descanso adecuado dentro de dicha jornada”, señalaron desde la empresa..

Comentarios

Ingresa tu comentario