Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Ahora hay menos propiedades a la venta

Las medidas más restrictivas para comprar dólares complican a un sector sensible. Cayó 25% la oferta de inmuebles en venta. La situación del negocio inmobiliario se complicó aún más este mes. La imposibilidad de comprar dólares hace difícil vender un departamento. Si la situación ya era complicada hace algunas semanas, ahora el panorama oscureció todavía más para las inmobiliarias. Desde noviembre pasado, cuando el Gobierno dispuso de un cepo a...

Las medidas más restrictivas para comprar dólares complican a un sector sensible. Cayó 25% la oferta de inmuebles en venta.

parabuenosaires.com

La situación del negocio inmobiliario se complicó aún más este mes. La imposibilidad de comprar dólares hace difícil vender un departamento. Si la situación ya era complicada hace algunas semanas, ahora el panorama oscureció todavía más para las inmobiliarias.

Desde noviembre pasado, cuando el Gobierno dispuso de un cepo a la compra de dólares, la actividad se ve afectada, pero el endurecimiento de las medidas anunciado hace pocos días trajo nuevas y mayores preocupaciones.

Esta situación generó un panorama impensado hasta no hace demasiado. Según algunos operadores inmobiliarios, la oferta de viviendas en venta retrocedió entre un 20% y un 25% desde que el panorama cambiario entró en ebullición, un dato que prendió las luces de alarma en el mercado.

La situación es realmente compleja. Esto es así desde noviembre pero mayo se transformó en el peor mes en lo que va del año” sostuvo ante El Cronista Jorge Toselli, director de JT Inmobiliaria. El empresario agregó que “hay muchos vendedores que ante la imposibilidad de obtener dólares por la operación optan por sacar el inmueble del mercado, y así la baja en la oferta supera el 20% en comparación con abril”.

Por su parte, Ricardo Vinelli, de Vinelli Propiedades, también observa una baja en el nivel de viviendas disponibles. “Es que el cepo cambiario trajo aparejado un serio problema para todos los que trabajamos en el sector. Se ve un freno muy importante, pero además se generó una gran incertidumbre tanto para los compradores como para los vendedores”, afirmó el especialista.

Entre quienes toman el camino de quitarle el cartel de venta a su propiedad, las opciones son variadas. Aquellos que están más acomodados desde lo financiero se dan el gusto de dejarlo muerto hasta que la situación mejore, aunque otros cambian el “se vende” por el “se alquila”.

Dina Crusizio es la directora de la división Viviendas de Ramos, y es otra de las que advierte sobre las mayores dificultades por las que atraviesa el mercado. “La situación empeoró. Seguimos con actividad, aunque bastante por debajo de la habitual ya que hay gente que no tiene forma de comprar dólares”, sostuvo.

De hecho, ya tuvimos varios casos en los que las operaciones directamente se cayeron ante esa imposibilidad y la negativa de los vendedores a aceptar pesos. No más del 5% de nuestros clientes acepta pesos”, graficó Crusizio.

Estas complicaciones para cerrar las operaciones, del otro lado, generan una oportunidad para quienes sí cuentan con los dólares.

Crusizio explicó que en la actualidad los interesados que llegan con los billetes verdes en mano se dan el lujo de regatear los precios hasta un 12%, cuando en situaciones normales no se supera el 7 por ciento.

Pero más allá del dólar, las inmobiliarias advierten también otros factores de riesgo. Uno de ellos es la tensión que se vuelve a vivir en el campo a raíz de los nuevos impuestos que deberán pagar.

Este año casi no le vendimos a la gente del campo, y por lo general en época de cosecha representan cerca de un 50% de nuestras ventas, se quejó Toselli. Vinelli, además, marca la asfixia”que los compradores sienten por parte de la AFIP.

Comentarios

Ingresa tu comentario