Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Ahora, el gordo Lanata chicanea a Máximo como “el Osito de mamá”

Lanata sigue con su creatividad a full. En su columna de este sábado en Clarín, se mete con el hijo de la presidenta. ¿Escribirá él estos pésimos artículos? (Ciudad de Buenos Aires) “A los treinta y cinco años, Máximo tuvo un solo trabajo en relación de dependencia: fue en el año 2000 para la empresa Petersen, Thiele y Cruz, propiedad del Grupo Eskenazi . Cuando terminó el secundario en la...

Lanata sigue con su creatividad a full. En su columna de este sábado en Clarín, se mete con el hijo de la presidenta. ¿Escribirá él estos pésimos artículos?

(Ciudad de Buenos Aires) “A los treinta y cinco años, Máximo tuvo un solo trabajo en relación de dependencia: fue en el año 2000 para la empresa Petersen, Thiele y Cruz, propiedad del Grupo Eskenazi . Cuando terminó el secundario en la escuela pública Guatemala de Río Gallegos viajó a La Plata para estudiar Derecho: no llegó a completar el primer año. Más tarde intentó estudiar periodismo deportivo en TEA, pero tampoco completó los primeros cursos . En aquello tenía una pequeña experiencia: había cubierto los vestuarios para un programa de radio de Santa Cruz que conducía el entonces corresponsal de Clarín en Río Gallegos, Wilmar Caballero”. Esto es parte de un relato o de una biografía típica de un alumno de TEA, que el “Gordo” Lanata hoy publicó en su página/2 de Clarín. Diez puntos menos que sus viejas columnas en Página/12.

Y el relato sigue “Allá por el 2007 yo tenía un espacio en la radio oficial santacruceña –le contó Caballero a Noticias– y Cristina me preguntó si no le podía dar laburo a Máximo . Hacíamos los partidos más importantes de la fecha desde Capital y él cubría los vestuarios”.

“Oficialmente, Máximo trabaja en la inmobiliaria Sancho-San Felice en la calle Alberdi 43 de Río Gallegos y se supone empleado de la firma, aunque en verdad figura como miembro fundador y vicepresidente de Negocios Inmobiliarios S.A. e integra con sus padres las sociedades Los Sauces S.A. (dedicada a negocios inmobiliarios, hotelería, turismo y servicios), y entre 2008 y 2010 integró el directorio de El Chapel S.A., dedicada a la consultoría. Ante la AFIP, Máximo es un trabajador autónomo categoría T1 Cat V con ingresos de treinta mil pesos al año”.

Y vuelve la chicana zorra, barata “La actitud de mamá hacia el Osito es ambigua: contó hace algunos meses cómo le cambiaba los pañales y estimula, a la vez, el mito de prepararlo para entrar por la puerta grande a la política. Algunos empresarios que pidieron reserva de su nombre juran haber recibido llamadas de Máximo o de gente hablando en su nombre, y fuentes de su entorno afirman la preocupación de sus padres por pagarle cursos de oratoria y formación política. Hace un par de años contrataron uno de esos cursos con asesores de Rodríguez Zapatero en España y Máximo se resistió a viajar . Terminó haciéndolo un amigo que se benefició de los gastos pagos. Varios blogueros K aseguran que Máximo sigue minuto a minuto las discusiones en la red, aunque ninguno de las cuatro cuentas de Twitter que llevan su nombre es oficial, y hay quienes afirman que han recibido tuits de Máximo con felicitaciones luego de retrucar a algún opositor” .

Y la columna sigue y sigue…y este periodista se cansa de leer y abandona el relato.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario