Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Ahora dicen que el “imparable” blue podría bajar hasta 6,50

La postergada pero exitosa intervención del Gobierno nacional para frenar el ascenso del dólar ilegal, promocionado desde los principales medios de comunicación, está haciendo caer el valor del billete “libre” día tras día. La baja cantidad de operaciones, por el incremento de los controles a las cuevas y los últimos anuncios económicos, provocaron una decidida presión sobre el mercado paralelo de la divisa estadounidense. “Lo quiero en $6,50 habría dicho...

La postergada pero exitosa intervención del Gobierno nacional para frenar el ascenso del dólar ilegal, promocionado desde los principales medios de comunicación, está haciendo caer el valor del billete “libre” día tras día.

La baja cantidad de operaciones, por el incremento de los controles a las cuevas y los últimos anuncios económicos, provocaron una decidida presión sobre el mercado paralelo de la divisa estadounidense.

Dólar red elefante parabuenosaires.com

“Lo quiero en $6,50 habría dicho uno de los funcionarios que comanda la economía argentina”, consignó un contador en el sitio Perfil.com. Y no sería solo un capricho, sino un objetivo perfectamente alcanzable.

Tras estacionarse un poco por encima de los diez pesos, ayer el dólar blue retrocedió a $ 9,20 para la venta, una caída del 12% en apenas tres jornadas. Una inusual coordinación de distintos organismos, (ANSeS, Banco Nación y BCRA) logró el objetivo.

Mientras tanto Guillermo Moreno, continúa reuniéndose con cambistas para que la city acompañe las nuevas medidas.

A estas circunstancias se suma una fuerte presión vendedora en el mercado de bonos, algo que, indirectamente, hace bajar el tipo de cambio implícito que surge de las operaciones de bolsa como referencia obligada del blue, el famoso “contado con liquidación”.

Por último, la liquidación de los exportadores de granos genera una entrada de divisas que tamibén empuja el dólar hacia abajo, y a este ritmo, podria llegar a los 6,50 pesos, apenas unos centavos más que el “dólar tarjeta” que rige para los consumos en moneda extranjera.

Comentarios

Ingresa tu comentario