Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Buscan intensamente al “Loco del Matafuegos” en Mataderos

Nahuel, el vecino de la Comuna 9 que, en una conducta criminal, tiraba matafuegos desde el piso 18 de un edificio de Mataderos, estaba atrincherado en su casa. Cuando todos creían que estaba acorralado por el Grupo Geof, huyó. Lo buscan por toda la zona. (Ciudad de Buenos Aires) Una situación insólita y aberrante se vive en el barrio porteño de Mataderos (Comuna 9), entre las calles Artigas y Guardia...

Nahuel, el vecino de la Comuna 9 que, en una conducta criminal, tiraba matafuegos desde el piso 18 de un edificio de Mataderos, estaba atrincherado en su casa. Cuando todos creían que estaba acorralado por el Grupo Geof, huyó. Lo buscan por toda la zona.
El loco del matafuegos se escapó

(Ciudad de Buenos Aires) Una situación insólita y aberrante se vive en el barrio porteño de Mataderos (Comuna 9), entre las calles Artigas y Guardia Nacional, donde Nahuel López, ya conocido como “el loco del matafuegos”, escapó del departamento del piso 18 que habitaba, cuando todos creían que estaba acorralado producto del operativo del equipo policial de elite GEOF.

López huyó del lugar para sorpresa de las fuerzas de seguridad, que advirtieron la situación recién cuando forzaron las puertas de ingreso a la vivienda de este hombre que, desde la madrugada, arrojaba por la ventana los matafuegos que previamente había robado del edificio.

Un grupo especializado en crisis de salud mental se acercó al lugar para detener al “loco”, luego de que llegara la correspondiente orden judicial. Su hermana también se presentó y ofició de mediadora con la Policía.

Como Nahuel López se resistía y no se entregaba, las fuerzas desistieron ingresar por el pasillo del edificio y entonces un bombero entró por la ventana. Fue cuando advirtió que su presa había escapado.

Los vecinos denunciaron que la práctica no era novedosa y que en otras oportunidades esta persona, que tendría problemas de adicción a las drogas, también tiró botellas de cerveza, ceniceros y hasta jeringas con agujas.

Comentarios

Ingresa tu comentario