Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Agencias de viajes cobran recargos de hasta un 20%

En la letra chica de los contratos figura un costo financiero total que puede superar el 10%, más gastos administrativos que en ciertos casos alcanzan los u$s 100. Además, hay agencias que cobran 10 centavos más que el dólar oficial para cubirse en caso de que la divisa aumente. (CABA) Con una inflación del 25%, sacar un pasaje en 12 cuotas sin interés parería ser un negocio redondo para cualquiera....

En la letra chica de los contratos figura un costo financiero total que puede superar el 10%, más gastos administrativos que en ciertos casos alcanzan los u$s 100. Además, hay agencias que cobran 10 centavos más que el dólar oficial para cubirse en caso de que la divisa aumente.

viaje

(CABA) Con una inflación del 25%, sacar un pasaje en 12 cuotas sin interés parería ser un negocio redondo para cualquiera. Sin embargo, no lo es tanto para quien se toma el trabajo de leer con atención la letra chica que figura al final del contrato.

Hay algunos operadores turísticos que, al final de las promociones de pasajes en 6, 12 y 18 cuotas, incluyen la siguiente leyenda: “Adicionar u$s 100 al precio indicado en concepto de gastos de gestión”. En un pasaje de $ 6.000, se traduce en más de un 10% de recargo. Además, con lupa en mano se puede leer que el costo financiero total es del 3,6%, aunque para los mayores de 65 años aumenta al 6%. No obstante, cada banco cobra su propio CFT: algunos imponen un 9%, mientras otros cobran 1,5% por cada $ 1.000 (por lo tanto, en un aéreo de $ 7.000 es del 10,5%). Según indican, el recargo se debe a la gestión de contratación y otorgamiento de cobertura de seguro de vida sobre saldo deudor.

Hay operadores que directamente ponen: “Si se realiza el pago con algunas de nuestras tarjeta de crédito en promoción, a la tarifa final se le suma un 5% en concepto de gastos de gestión” Otros incluyen el 5%, que llega hasta el 10% en algunos bancos bajo el concepto de “tasa administrativa”.

La letra diminuta de ciertos operadores detalla sobre la conveniencia de consultar con el banco emisor “la eventual aplicación de cargos y seguros asociados a la operatoria en cuotas”.

Hay agencias que tienen otro tipo de estrategias: solicitan que se contrate algún servicio adicional, como el de Assist Card.

Otras exigen que, si la compra del pasaje es por teléfono, se contrate el servicio de hotel: “Si uno quiere adquirir pasaje solo, entonces hay que sacarlo por la web” El argumento es que se trata de fomentar el uso de Internet. En realidad, en el ambiente especulan con un intento de cubrir el costo por el servicio con la tarjeta de crédito.

Fabricio Di Giambattista, presidente de la la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo, especula que el recargo que cobran algunas puede llegar a ser por un acuerdo que hicieron con MercadoPago, que aplica un recargo de alrededor del 5%: “Si ofrecen algún otro producto anexado es porque buscan mayor consumo”.

Para el vicepresidente de la Asociación Argentina de Operadores de Turismo, Juan Carlos Chervatín, “son estrategias comerciales de venta, que algunos aplican y otros no. No se puede tomar como una medida general del sector. De todas formas, estas cosas siempre han ocurrido, en cualquier circunstancia económica. Nadie esta exento de ver fantasmas en el mundo de Morticia”.

Otro de los puntos a tener en cuenta es la cotización que toman del dólar oficial, porque algunas agencias cobran 10 centavos más. “Es que los bancos o casas de cambio pueden demorar hasta más de diez días en autorizarnos la compra, así que tenemos que tomar unos centavos de más para cubrirnos ante una suba de la divisa y no salir perdiendo”, revelan en una de las grandes agencias de viajes, que cuenta con varias sucursales, tanto en la Argentina como en el exterior.

Chervatín confirma que los mayoristas se manejan en función de la eventual cotización del dólar el día en que realizan el giro: “Cada uno se cubre de una forma diferente: algunas agencias cobran un cargo administrativo de u$s 20 por cada reserva, además tienen que incluir el 1,2% de gastos bancarios. Otras ponen como cláusula que el precio está sujeto a la cotización del dólar el día que se autoriza la transferencia, de modo de evitar hacerse cargo de una eventual suba, ya que se trata de un costo inestable”.

Chervatín explica que en noviembre y diciembre del año pasado la AFIP otorgaba las autorizaciones en el acto o, a lo sumo, en 48 horas, mientras ahora empezaron a notarse las demoras, aunque más relacionados con el accionar de los bancos o casas de cambio.

Enrique Braun, de la Asociacion Argentina de Agencias de Viajes y Turismo, comenta que las demoras en las autorizaciones pueden tardar cuatro o cinco días, pero que además cada agencia de viajes opera con un banco distinto, que tiene una cotización diferente de la divisa, por eso la existencia de los distintos precios.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la alícuota de la AFIP casi nunca llega al 20%. En el caso de los aéreos, hay que descontarle los impuestos y tasas, entonces queda un recargo de sólo el 14%. Por ejemplo, un pasaje a San Pablo cuesta $ 1.293, a lo que hay que agregarle $ 550 de impuestos y tasas que no tributan, por lo que la alícuota para la AFIP es de sólo $ 259 extras

Fuente consultada: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario